Recetas

Cupcakes de naranja especiada

Una de las cosas que más nos gusta de los cupcakes es que sencillamente son pequeños trozos de tarta listos para comer. No es necesario un cuchillo para cortarnos una porción, ni ensuciar un plato y una cuchara para degustarlos. Cuando nos apetece uno, tan sólo tenemos que cogerlo con nuestras manos, despegar el papel y dar el primer mordisco. Por eso nunca nos cansamos de preparar nuevas recetas de cupcakes.

Y en esta ocasión hemos querido elaborar una receta que estamos seguras de que os gustará a tod@s. Se trata de unos cupcakes de naranja y especias con crema de queso. Pero no nos hemos quedado ahí, ya que hemos decidido rellenarlos con delicioso sirope de chocolate. Incluso, para l@s amantes del chocolate, hemos rociado un poco más de sirope sobre la misma crema. Una delicia…

Ingredientes bizcocho (para unos 12 cupcakes):

  • 60 gr de mantequilla reblandecida
  • 150 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 naranja
  • 160 gr de harina
  • 1 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 120 ml de zumo de naranja
  • 30 gr de nueces peladas
  • sirope de chocolate

Paso a paso bizcocho:

1. Colocamos las nueces en un mortero y las machacamos ligeramente hasta obtener pequeños trozos. Reservamos.

2. En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una pasta.

3. Incorporamos los huevos y seguimos batiendo.

4. Rallamos la piel de la naranja sobre la mezcla y volvemos a batir.

5. Tamizamos juntas la harina, la levadura y la sal y añadimos la mitad a la masa. Batimos lo justo para que se integren.

6. Vertemos el zumo de naranja (mejor si tiene pulpa) y batimos.

7. Agregamos la otra mitad de la harina tamizada y terminamos de batir hasta obtener una mezcla homogénea.

8. Añadimos las nueces troceadas y, con ayuda de una espátula, las integramos en la masa.

9. Colocamos las cápsulas de papel en el molde para cupcakes.

10. Con ayuda de una cuchara para helado distribuimos la masa en las cápsulas.

11. Horneamos durante 18 minutos a 180ºC.

12. Sacamos el molde para cupcakes del horno y dejamos templar un par de minutos antes de pasar los cupcakes a una rejilla para que terminen de enfriarse por completo antes de continuar.

13. Extraemos el centro de los cupcakes con un descorazonador, reservando los trozos de bizcocho extraídos.

14. Rellenamos los huecos de los cupcakes con el sirope de chocolate y los cubrimos de nuevo con el bizcocho.

Ingredientes crema:

  • 120 gr de mantequilla reblandecida
  • 300 gr de icing sugar
  • 125 gr de queso crema tipo Philadelphia (mejor si está frío)
  • 1 naranja
  • sirope de chocolate (opcional)

Paso a paso crema:

1. En un bol, batimos ligeramente la mantequilla hasta obtener una pasta.

2. Incorporamos el icing sugar y seguimos batiendo.

3. Agregamos el queso crema y batimos hasta que todo esté bien integrado.

4. Rallamos la piel de la naranja sobre la crema y batimos un par de minutos.

5. Cuando tengamos la crema lista la introducimos en una manga en la que hemos colocado una boquilla de estrella cerrada.

6. Distribuimos la crema sobre los cupcakes formando una espiral.

7. Vertemos un poco de sirope sobre la crema y listos.

La naranja y el chocolate siempre se han llevado bien, pero el toque de especias que llevan estos cupcakes los convierte en algo más un bocado delicioso. Tan sólo apreciar el olor que desprenden es ya una estupenda sensación. Una mezcla de sabores y esponjosidad con la disfrutar en cada mordisco.

Consejos:

· El tamaño de los trozos de las nueces puede variar según quién realice la receta. Si os gustan los trozos grandes no las machaquéis mucho, pero si os gustan trozos muy pequeños, no os cortéis al machacar.

· Dependiendo del tamaño de la naranja, los 120 ml de zumo los podréis obtener tan sólo de una unidad. Es decir, con una sola naranja podéis obtener la piel y el zumo necesario para esta receta.

· Recordad precalentar el horno a 180ºC antes de introducir el molde con las cápsulas de cupcakes rellenas.

· Si no estáis segur@s de que vuestros cupcakes estén listos para sacarlos del horno, siempre podéis recurrir a la prueba del palillo. Si al pinchar el bizcocho el palillo sale seco es que ya está listo.

Tutoriales

Tarta Monstruo de crema

Una fiesta en casa de una persona amante de la repostería no puede celebrarse sin tarta. Y si estamos celebrando la noche de Halloween esta tarta monstruo de crema es la opción perfecta. De elaboración sencilla y rápida, este postre es divertido tanto de elaborar como de comer. A nosotras nos gusta no sólo por su originalidad, sino también por todas las posibles versiones que nos plantea.

Ingredientes y materiales:

  • masa de bizcocho (podéis consultar una receta aquí)
  • molde con forma de media esfera
  • layer cake
  • crema de mantequilla
  • colorante en gel naranja y verde
  • espátula
  • manga y boquilla estándar de estrella
  • espátula
  • fondant morado, amarillo y negro
  • rodillo con anillos niveladores
  • boquillas de tamaño estándar y grande
  • pegamento comestible y pincel
  • palillos de madera

Paso a paso:

1. Lo primero que vamos a elaborar son las decoraciones de fondant. Para ello, estiramos el fondant amarillo y el negro. Cortamos dos círculos de unos 5 cm de diámetro cada uno de fondant amarillo y dos de unos 3 cm de fondant negro.

2. Aplicamos un poco de pegamento en el centro de los círculos amarillos y colocamos los círculos negros encima.

3. Modelamos dos cuernos con fondant morado. Simplemente tenéis que realizar una bola y con ayuda de las palmas de las manos alargar uno de los extremos. Suavemente, y sin apretar demasiado, torcemos la punta del cuerno. Introducimos un palillo en la base del cuerno y dejamos endurecer al aire.

4. Para las garras, dividimos seis bolas de fondant morado del mismo tamaño. Al igual que con los cuernos, alargamos el extremo de cada una de las bolas hasta obtener una punta fina y puntiaguda. Dejamos endurecer al aire, colocando las puntas de las garras sobre un palo redondo para que se curven un poco.

5. Mientras se endurece el fondant, horneamos los bizcochos. Para ello, repartimos la masa entre el molde de media esfera y el layer cake. Procurad no llenarlos más de 3/4 partes de su capacidad.

6. Cuando los bizcochos estén correctamente horneados los sacamos del horno y los dejamos templar en sus respectivos moldes unos 15 minutos antes de desmoldarlos. Con ayuda de un cuchillo nivelamos ambos bizcocho y los reservamos cubiertos con un trapo de cocina para evitar que se resequen con el aire.

7. Separamos la crema de mantequilla en dos partes iguales y teñimos una mitad con colorante naranja y la otra mitad con colorante verde.

8. Rellenamos una manga pastelera con la crema naranja y otra con la verde.

9. Colocamos unos puntos de crema en el centro de una base.

10. Situamos el bizcocho plano en el centro de la base y apretamos ligeramente.

11. Distribuimos una fina capa de crema  sobre el bizcocho. Podéis utilizar el color que queráis (nosotras hemos usado el naranja).

12. Ajustamos el bizcocho esférico encima y apretamos ligeramente.

13. Aplicamos un capa muy fina de crema y la distribuimos con una espátula.

14. Con ayuda de una boquilla estándar de estrella vamos haciendo puntos aleatorios de crema con ambos colores hasta que toda la tarta quede cubierta totalmente. Nosotras hemos levantado la boquilla rápidamente, justo al terminar de apretar cada punto para que nos quedara un pico.

15. Colocamos los cuernos en la parte superior de la tarta, a ambos lados. Apretamos ligeramente para hundir bien el palillo en el bizcocho.

16. Ajustamos los ojos en la parte delantera, más o menos a media altura. Tendréis que apretar un poco para que se hundan ligeramente en la crema.

17. Terminamos situando las garras en la zona inferior, descansando sobre la base, más o menos debajo de los ojos.

Como podéis observar, es una tarta que podéis tener lista en muy poco tiempo, con un resultado muy vistoso y monstruoso. Además, podéis jugar con los colores de la crema o de la decoración de fondant, así como con con la forma de la boquilla, para obtener diferentes alternativas.

Consejos:

· Nosotras hemos utilizado el molde con forma de pelota de Wilton (hemos usado tan sólo una mitad). Y debido a que el diámetro de este molde es de 15 cm, el layer cake que hemos escogido para hornear ha sido de 15 cm de diámetro también.

· Para esta tarta hemos utilizado una sencilla receta de crema de mantequilla que consta de 380 gr de mantequilla reblandecida, 380 gr de icing sugar tamizado, 1 cucharada de leche y 1/2 cucharadita de aroma concentrado. Basta con mezclar todos los ingredientes con un robot de cocina (o con unas varillas manuales duras) y listo.

· Con un par de adaptadores de boquilla, podéis colocar la crema naranja en una manga y la verde en otra e ir cambiando la boquilla. Así trabajaréis más rápido y sin necesidad de tener dos boquillas iguales.

· Procurad realizar los puntos de crema bastante juntos entre sí para que no se vea el bizcocho (o la crema) de debajo. Una vez hayáis terminado, podéis cubrir los huecos con más puntos de crema.

· Podéis utilizar fondant ya teñido o colorearlo vosotr@s mism@s con colorante en gel.

Tutoriales

Ataúd de galletas 3D

Halloween realmente nos inspira para crear nuevas recetas y tutoriales. Y con lo que nos gustan a nosotras las galletas, no podían faltar nuevas ideas crujientes y terroríficamente divertidas, como este ataúd de galletas para rellenar de gominolas y caramelos. Como podréis observar más abajo, el proceso es realmente sencillo y el resultado realmente sorprendente.

Ingredientes y materiales:

  • masa de galletas de chocolate (receta aquí)
  • rodillo con anillos niveladores
  • papel vegetal
  • cortador ataúd
  • cuchillo
  • tapete de silicona perforado
  • chocolate negro derretido
  • esteca
  • caramelos duros (opcional)

Paso a paso:

1. Estiramos la masa de galletas entre dos trozos de papel vegetal con ayuda del rodillo.

2. Retiramos el papel vegetal superior y presionamos el cortador sobre la masa.

3. Utilizando el cuchillo, cortamos las paredes del ataúd. Tan sólo tenemos que utilizar el cortador para ayudarnos a cortar los trozos que forman el ataúd.

4. Colocamos las piezas sobre el tapete y horneamos durante 12 minutos a 180ºC. Tenemos que tener 8 piezas en total (una base, una tapa y seis laterales).

5. Aplicamos chocolate a los bordes, utilizando una esteca, a modo de pegamento. Vamos uniendo pieza a pieza, comenzando por las más grandes y terminando con la pared superior.

6. Dejamos que el chocolate se seque y se endurezca.

7. Cubrimos las juntas de las piezas con un poco de chocolate derretido y dejamos secar completamente antes de rellenar el féretro con caramelos.

Unos sencillos pasos y tendremos listo un dulce ataúd para presentar gominolas, bombones y demás delicias para la noche de Halloween.

Consejos:

· Cuanto más fría esté la masa cuando la introduzcamos en el horno, mejor mantendrán la forma cada una de las piezas.

· Recordad mantener el horno a 180ºC cuando metáis la masa de las galletas.

Recetas

Cookies especiadas de plátano

Teníamos ya ganas de volver a preparar cookies. En cuanto hemos pensado en encender el horno después del verano, lo primero que se nos ha venido a la mente es una receta de galletas. Sabéis que nos vuelven locas y aprovechamos cualquier momento y circunstancia para prepararlas.

En esta ocasión hemos querido experimentar y añadir fruta a la ecuación. El resultado han sido unas cookies especiadas de plátano que nos han sorprendido por su sabor y textura. Su elaboración es realmente sencilla y no utiliza ingredientes difíciles de encontrar, por lo que os las recomendamos al cien por cien.

Ingredientes:

  • 115 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 plátanos medianos
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/8 cucharadita de clavo en polvo
  • 230 gr de harina integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal

Paso a paso:

1. En primer lugar, pelamos y machacamos los plátanos. No es necesario que queden con textura de puré fino, por lo que utilizando un tenedor obtendremos el resultado deseado (no os preocupéis si os quedan grumitos).

2. En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una pasta integrada.

3. Añadimos los huevos, uno a uno, y seguimos batiendo. Incorporamos la vainilla y volvemos a batir.

4. Agregamos los plátanos machacados y las especias (canela, jengibre y clavo) y batimos hasta que estén integrados.

5. En un cuenco, mezclamos la harina junto con el bicarbonato y la sal. Añadimos la mezcla a la masa en tres tandas y batimos lo justo para que la harina se integre.

6. Colocamos papel vegetal sobre una bandeja de horno y, con ayuda de una cuchara de helado, distribuimos bolas de masa en la bandeja. Procuramos dejar suficiente espacio entre las bolas de masa (unos 5 cm).

7. Horneamos las bolitas a 190ºC durante 12 minutos.

8. Sacamos las galletas del horno y las dejamos un par de minutos sobre la bandeja antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Para ser sinceras, no esperábamos mucho de esta receta de galletas, sin embargo, en cuando se han enfriado y las hemos probado nos hemos quedado mudas. Ojalá pudiéramos daros a probar tan sólo un bocado para que pudieseis sentir la misma sensación que nosotras experimentamos. El toque especiado, el dulce sabor del plátano y esa textura esponjosa nos han dejado realmente hechizadas.

Consejos:

· El tiempo de horneado dependerá del tamaño de vuestras galletas. Nosotras hemos utilizado bolitas de masa del tamaño de una nuez grande.

· Recordad precalentar el horno a la temperatura indicada antes de introducir la primera bandeja de galletas.

· En nuestra bandeja de horno sólo podemos hornear 12 de estas galletas a la vez, por lo que, entre hornada y hornada, la masa de las galletas la conservamos en la nevera (sobre todo los días de calor).

· Al sacar las galletas del horno, éstas tienen que estar doradas pero blanditas. En textura se parecen más a los whoopies que a las cookies propiamente dichas.

· Para conservar estas galletas, basta con meterlas en una caja o envase que podáis cerrar para aislarlas del aire y que no endurezcan.