Recetas

Angel Food Cake de calabaza

La llegada del otoño es un buen momento para comenzar a probar nuevas recetas de repostería. Encender el horno ya no significa convertir la cocina en una sauna sin vapor y, sentarse con una taza caliente en una mano y un trocito de dulce bizcocho casero en la otra, es una opción muy tentadora.

Por eso hoy os traemos nuestra receta de Angel Food Cake de calabaza. Un bizcocho tan esponjoso y deliciosamente especiado, que os será imposible no repetir más de una vez.

Ingredientes:

  • 6 claras de huevo
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de cremor tártaro
  • 218 gr de azúcar
  • 1/2 cucharadita de saborizante de vainilla
  • 63 gr de harina
  • 1/4 cucharadita de canela
  • 1/8 cucharadita de nuez moscada molida
  • Una pizca de clavo molida
  • Una pizca de jengibre molido
  • 100 gr de puré de calabaza (en lata o casero*)

* Para elaborar el puré de calabaza casero tan sólo debemos asar la calabaza al horno y triturarla. Dejaremos que se enfríe por completo antes de utilizar el puré en nuestra receta.

Paso a paso:

1. Encendemos el horno a 175°C.

2. Tamizamos la harina con las especias (canela, nuez moscada, clavo y jengibre) y reservamos.

3. En un bol, ponemos las claras, la sal y el crémor tártaro y batimos a velocidad baja. Una vez que comience a aparecer la espuma, aumentamos la velocidad.

4. Cuando nuestra mezcla empiece a tomar el aspecto de merengue blanco, añadimos el azúcar y el saborizante de vainilla poco a poco, y batimos hasta conseguir una consistencia firme y brillante.

5. Tamizamos de nuevo la harina con las especias y la añadimos, en tres veces, a nuestro merengue, utilizando una espátula y realizando movimientos suaves y envolventes.

6. Incorporamos el puré de calabaza y mezclamos con la espátula, sin remover demasiado.

7. Vertemos la preparación en un molde para Angel Food Cake, alisando la parte de arriba, y horneamos durante unos 40-45 minutos, o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo éste salga limpio.

8. Una vez sacamos el molde del horno, lo colocamos boca abajo hasta que se enfríe por completo.

9. Con la ayuda de una espátula, desmoldamos. Y ya está listo para servir.

Consejos:

· Tened en cuenta que las claras aumentan su volumen al montarlas, por lo que os recomendamos utilizar un bol grande para que no se desborde la masa mientras la preparáis.

· Como este bizcocho es muy ligero y esponjoso, lo podéis acompañar con alguna mermelada, que le sentará estupendamente.

No exageramos cuando os aseguramos que la esponjosidad de este bizcocho es asombrosa (incluso un par de días después). Eso sí, si no lo vais a consumir todo en el mismo día (cosa que será difícil de conseguir), os recomendamos que lo guardéis en una tartera de cristal para conservar todas sus deliciosas cualidades intactas.

4 Comments

  • Reply

    María

    27 septiembre, 2015

    ¡Mmmm! yo también me muero por probarlo ¡con calabaza! ideal para la época que entra.
    Ya veo que tenemos escaparate nuevo, ¡qué pena que no he podido pasarme por allí! en realidad ha sido un poco falta de organización pero espero volver pronto y pasar sin falta por la tienda de La Guinda, ¡es genial!

    • Reply

      La guinda Florinda

      28 septiembre, 2015

      La verdad es que hay que probar esta receta, porque ¡está exquisita!
      Si, ya hay cambio de escaparate, y dentro de poco volveremos a cambiarlo por Halloween. Nosotras te seguimos esperando, y tus enseres también (si quieres que te lo enviemos, solo pronunciate) 🙂

  • Reply

    Cuky's Cookies (Kim)

    26 septiembre, 2015

    Ayyyy…El angel food cake..Qué delicia..Si parece creado por un ángel..Con esa textura y ese sabor…Es tan único…Me parece súper original que sea de calabaza. Me muero por probarlo =)
    Un besazo!!

    • Reply

      La guinda Florinda

      26 septiembre, 2015

      La verdad es que no solo es que parezca delicioso, es que lo estaba. ¡Lo hemos devorado en cuestión de días! La calabaza, aunque pueda parecer extraño, es una gran aliada de la repostería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.