Recetas

Batido de leche de oveja y melocotón

El otro día probamos por primera vez la leche de oveja. Fue una grata sorpresa por su sabor, textura e incluso por su olor. Nos gustó tanto la experiencia que decidimos que teníamos que preparar alguna receta utilizando esta leche. Y ya que estamos en verano, se nos ocurrió que lo mejor para introducir la leche de oveja en nuestro recetario era un batido de melocotón y jengibre.

Pero antes de pasar directamente a la receta, nos gustaría hablaros un poco de esta leche, un tanto desconocida en nuestros hogares. Para empezar nos gustaría resaltar la intensidad de su sabor. Si disfrutáis tomando un vaso de leche fresquito por las mañanas, ésta es vuestra mejor opción. Además, a nosotras nos traslada a nuestra infancia, ya que durante un tiempo fuimos las sacrificadas cuidadoras de un pequeño cordero. No sé si alguna vez habéis estado en esta situación, pero los esponjosos corderitos son un tanto pesados porque están reclamando compañía, en forma de balidos, constantemente… Pero aún así se les quiere (que le vamos a hacer).

Sin embargo, no sólo el sabor de la leche de oveja es diferente al de vaca, sino que también tiene una serie de propiedades muy beneficiosas entre las que podemos destacar una mayor concentración de proteínas, calcio y fósforo. Además es más digestiva que la leche de vaca y tiene menos colesterol. Por eso pensamos que un batido de frutas era la mejor manera de sacarle el mayor partido posible a la leche de oveja.

Ingredientes:

  • 3 melocotones
  • 2 plátanos
  • 1 naranja
  • 5 gr de raíz de jengibre
  • 220 ml de leche de oveja
  • 1 cucharadita de miel

Paso a paso:

1. Antes de comenzar con el batido, pelamos los melocotones y los plátanos y los cortamos en trozos que introducimos en una bolsa con cierre hermético. Dejamos la bolsa con los trozos de fruta en el congelador durante 2-3 horas para que se endurezcan.

2. Una vez finalizado el tiempo de congelado de la fruta, preparamos el resto de los ingredientes. Para ello, exprimimos la naranja para obtener su zumo y pelamos el trozo de raíz de jengibre.

3. En una batidora de vaso colocamos la fruta congelada, el zumo de naranja y el jengibre.

4. Añadimos la leche de oveja y batimos 2 minutos a velocidad media-alta.

5. Agregamos la cucharadita de miel y volvemos a batir otros 2 minutos.

6. Introducimos el batido en una botella de cristal y cerramos bien el tapón para evitar la oxidación de la fruta.

7. Reservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.

Un batido lleno de sabor y que nos aporta multitud de beneficios gracias a sus ingredientes. Una combinación perfecta entre lo dulce, lo ácido y lo refrescante que consigue despertar nuestras acaloradas papilas gustativas en estos calurosos días de verano.

Como habréis podido observar en las foto, nosotras hemos utilizado leche de oveja de la marca COVAP. Esto se debe principalmente a una razón y es que, cuando probamos sabores nuevos, nos gusta probar marcas que nos inspiren confianza. Además, la leche de oveja COVAP se comercializa en briks como los de la leche de vaca convencional, lo que facilita su conservación (ya que no necesita nevera hasta que no se haya abierto el envase). Esta leche es una buena alternativa a la leche convencional sobre todo para nuestras recetas de repostería. Nosotras seguiremos experimentando para ofreceros más recetas con esta ovejuna leche.

Consejos:

· Podéis elaborar el batido sin congelar la fruta. La razón por la que nosotras lo hacemos es para conseguir una consistencia más densa en nuestro batido.

· Os recomendamos colar el zumo de la naranja para evitar que la pulpa aporte textura a nuestro batido.

· Este batido también se puede elaborar con leche de vaca, aunque perdería parte de su esencia original.

· Si no tenéis batidora de vaso, podéis elaborar en batido con una batidora normal de mano (aunque en este caso, tendréis que prolongar un poco más el tiempo de batido).

· Podéis cambiar la consistencia del batido añadiendo más o menos leche.

· Dependiendo de la acidez de las frutas que utilicéis puede que necesitéis añadir un poco más de miel.

One Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.