Tutoriales

Calabaza de RKT

Las recetas y las decoraciones de nuestros dulces de este mes de Octubre tienen una temática común muy especial: Halloween. Y es que llevamos desde finales de Agosto deseando que llegue esta fecha tan señalada para poder dar rienda suelta a nuestros deseos más siniestros 🙂

Anteriormente, ya hemos compartimos con vosotr@s algunas ideas para endulzar la noche más terrorífica del año, sin embargo, aún tenemos algunas cositas más que queremos mostraros antes del 31 de Octubre. Y hemos querido empezar con esta calabaza de RKT

Para l@s que no sepáis a qué se refieren la siglas RKT os lo vamos a explicar. Rice Krispie Treats (RKT) hace referencia a una técnica para elaborar estructuras moldeables y comestibles para preparar tartas o decoraciones ligeras y con formas espectaculares.

No es otra cosa que una mezcla de cereales de arroz inflado y esponjitas (marshmallows) que se compactan manteniendo la forma que le hayamos dado. Es muy sencillo de preparar y muy útil para conseguir tartas con formas imposibles y decoraciones de poco peso.

Imaginad una tarta con forma de dinosaurio, como la que os mostramos a continuación:

El dinosaurio podríamos haberlo elaborado de bizcocho, pero hubiésemos necesitado una estructura de madera o plástico para conseguir que el cuello y la cola se mantuviesen rectos. Además, tallar el bizcocho para conseguir la forma del dinosaurio hubiese sido una ardua tarea (si queremos que quede simétrico y bonito).

Utilizar fondant o pasta de goma para modelar una figura tan grande (podía medir perfectamente 30 cm del morro a la cola) era impensable por el gasto que ello hubiese supuesto, porque hubiese sido incomible y por lo pesado que hubiera quedado.

Por eso, en estos casos, la mejor opción que tenemos, es modelar una estructura de RKT, que se prepara en un momento, es fácil de trabajar y no pesa nada. Además, es 100% comestible, por lo que, una vez echadas las fotos de rigor, nos podemos comer, con todo el gusto del mundo, nuestra tarta o decoración.

Ingredientes estructura:

  • 80 gr de marshmallows (nubes)
  • 50 gr de cereales de arroz inflado
  • manteca vegetal

Paso a paso:

1 Engrasamos un cazo (o un envase que se pueda meter en el microondas) y una espátula con manteca vegetal.

2. Derretimos las esponjitas en el microondas o al fuego. Si los malvaviscos son muy grandes, los partiremos en trozos pequeños para facilitar que se derritan.

3. Cuando las nubes estén bien derretidas, añadimos los cereales y mezclamos bien con ayuda de una espátula (recordad que tiene que estar engrasada). No intentéis mezclar con las manos porque los marshmallows estarán calientes y os podéis quemar.

4. Cuando la mezcla se haya templado un poco, seguimos amasando con las manos (las cuales nos habremos engrasado con Crisco) hasta conseguir una bola compacta. No tengáis miedo de apretar la estructura porque cuanto más compactados estén los cereales, mejor quedará nuestro modelado.

5. Aplastamos ligeramente la bola para darle la forma achatada de la calabaza y hundimos el centro con el dedo (será donde colocaremos posteriormente el tallo).

6. Ayudándonos de las palmas de las manos, vamos moldeando la bola hasta conseguir eliminar posibles bultos o deformaciones. En este caso, al tratarse de una calabaza de azúcar que imita a una real, no queremos que quede totalmente uniforme (ya que sino quedaría muy artificial).

7. Con ayuda de una esteca o cualquier utensilio redondeado, vamos marcando, en la estructura, la marca de la cabaza, apretando con suavidad pero firmemente.

8. Cuando hayamos terminado de modelar y marcar la estructura de RKT, dejamos que la calabaza se endurezca durante al menos 6-8 horas antes de continuar.

9. Para la decoración de nuestra calabaza vamos a utilizar 40-45 gr de fondant verde (al que hemos añadido un poco de CMC) y 50 gr de fondant naranja.

10. Primero modelamos el tallo de la calabaza. Para ello, hacemos una bola con el fondant verde (reservando unos 5 gr) y la estiramos en forma de lágrima.

11. Con ayuda de una esteca marcamos los surcos del tallo.

12. Enrollamos el tallo para darle una forma retorcida. Podemos colocarlo sobre la estructura de calabaza que se está endureciendo para comprobar que vaya a quedar en el hueco. Dejamos que se endurezca un poco.

13. Estiramos el fondant verde, que no habíamos utilizado, en forma de churro muy fino y cortamos tres trozos de diferente longitud.

14. Enrollamos los churritos en pajitas o estecas para que adquieran forma de tirabuzón. Dejamos que se endurezcan un poco.

15. Estiramos el fondant naranja con ayuda de un rodillo y lo dejamos caer con delicadeza sobre la calabaza de RKT. El grosor del fondant debe ser de unos 3-4 mm para poder trabajarlo mejor después.

16. Vamos ajustando el fondant sobre la estructura, a la vez que marcamos poco a poco todas las hendiduras que habíamos hecho sobre nuestra calabaza.

17. Cortamos el exceso de fondant naranja y amoldamos los bordes a la parte inferior de la calabaza.

18. Aplicamos colorante en polvo marrón a las hendiduras de la calabaza, utilizando la técnica del pincel seco. Es decir, introducimos un poco el pincel en el colorante en polvo y eliminamos el exceso sobre papel de cocina. Aplicamos el pincel sobre el fondant con suave pasadas de abajo hacia arriba (si lo hemos dejado endurecer un poco al aire será más fácil de pintar).

19. Colocamos un palillo justo en el centro del hueco que habíamos dejado para el tallo y lo pintamos un poco con pegamento comestible.

20. Pinchamos el tallo en el palillo y apretamos ligeramente para que se asiente bien.

21. Aplicamos un poco de pegamento alrededor del tallo y colocamos los tirabuzones para terminar.

Como podéis observar es una técnica bastante sencilla que puede ayudarnos cuando queremos elaborar tartas con estructuras complicadas o decoraciones de poco peso. Nosotras hemos elaborado esta calabaza porque tenemos Halloween a la vuelta de la esquina, pero podéis utilizar esta estructura para preparar todo lo que se os ocurra.

Consejos:

· También podéis utilizar cereales de arroz inflado de chocolate.

· Si necesitáis más o menos cantidad de RKT, tan sólo tenéis que seguir la siguiente regla: añadir un 25% más de esponjitas que de cereales. Es decir, si necesitamos preparar una estructura mediana, utilizaremos 100 gr de cereales y 125 gr de marshmallows.

· No es recomendable abusar de la manteca vegetal, ya que si nos pasamos utilizándola, puede que la estructura de RKT nunca llegue a endurecerse lo suficiente y se nos venga abajo.

· Las nubes no deben tostarse cuando las estemos derritiendo, por lo que tenemos que estar atent@s para que se derritan lo justo y necesario.

· Hay ciertas figuras que precisan de un acabado liso en su superficie antes de cubrirlas con fondant. En estos casos, podemos cubrir la estructura, ya endurecida, con crema de mantequilla como si de un bizcocho normal se tratase (dejando que la crema se endurezca en la nevera) y después cubrirla con el fondant.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.