Recetas

Crema de cacao y avellana sin lactosa

El otro día estábamos hablando con una prima nuestra, con intolerancia a la lactosa, sobre lo complicado que le resulta encontrar recetas de dulces sin lactosa. Es cierto que casi todas las recetas de bizcochos, cremas y demás postres llevan leche o mantequilla entre sus ingredientes principales. Nosotras ya hemos compartido con vosotr@s alguna que otra receta sin lactosa e incluso sin gluten, aunque siempre podemos aportar más.

Por eso, hoy queremos mostraros esta receta de crema de cacao y avellana (la Nocilla de toda la vida) pero sin lactosa. Los ingredientes son bastante básicos y los podéis encontrar en cualquier supermercado o gran superficie. Una forma perfecta de disfrutar en casa, toda la familia, del sabor característico de este tipo de crema.

Ingredientes:

  • 150 gr de avellanas naturales
  • 45 gr de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • pizca de sal
  • 3 cucharadas de leche de coco
  • 1 cucharada de leche de almendra

Paso a paso:

1. Empezamos tostando un poco las avellanas. Basta con colocarlas sobre una bandeja y hornearlas a 180ºC durante 10 minutos aproximadamente. Una vez tostadas, las sacamos del horno y las frotamos con un paño para quitarles la piel.

2. Introducimos las avellanas en el vaso de una batidora y las trituramos lo más finamente posible, hasta que quede una pasta.

3. Añadimos el azúcar moreno y volvemos a triturar.

4. Incorporamos el cacao y la sal y trituramos.

5. Agregamos la leche de coco y seguimos triturando, durante al menos 5 minutos, hasta que esté bien integrado.

6. Vertemos la leche de almendra y trituramos un par de minutos más, hasta obtener una pasta cremosa.

7. Metemos la crema en un bote con cierre hermético y la dejamos enfriar (con el bote abierto) a temperatura ambiente.

Es una receta realmente sencilla con la que se obtiene una crema tipo Nutella de un sabor intenso y natural apta para personas intolerantes a la lactosa, a la proteína de la leche, al gluten,… Podéis utilizarla para untarla sobre una rebana de pan o incluso para rellenar tartas y cupcakes. Una forma cremosa de chocolatear el desayuno o la merienda.

Consejos:

· Podéis utilizar avellanas ya tostadas, pero mirad bien que  no tengan añadida sal ni ningún otro ingrediente.

· No os preocupéis si las avellanas suelten aceite al triturarlas, es lo normal y nos ayudará a un mejor triturado.

· Nosotras hemos utilizado leche de almendras, pero podéis utilizar también leche de soja o leche sin lactosa si es lo que tenéis en casa.

· Si queréis acelerar el proceso de enfriado de la crema, podéis meter el bote semiabierto en la nevera.

· Una vez la crema se enfría, tiende a endurecerse un poco, al igual que ocurre con las cremas elaboradas que compramos en cualquier tienda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.