Recetas

Crema pastelera

La crema pastelera es una receta que tod@ reposter@ que se precie (ya sea aficionad@ o profesional) debe conocer. Es un relleno muy común en repostería y tiene un sabor dulce y sencillo que combina a la perfección con todo (bizcochos, profiteroles, cupcakes, milhojas,…).

Nosotras la hemos utilizado en esta ocasión para rellenar eclairs caseros que quedaron espectaculares (que pronto compartiremos con vosotr@s en el blog). Ya veréis que es una receta muy sencilla, que podéis preparar con ingredientes comunes que normalmente tenemos disponible en casa. La receta básica tiene un ligero sabor a vainilla, sin embargo, vosotr@s podéis experimentar y probar nuevos sabores.

Ingredientes:

  • 500 ml de leche
  • 4 yemas
  • 150 gr de azúcar
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 1 vainilla de vainilla

Paso a paso:

1. Con un cuchillo bien afilado, abrimos la vaina por la mitad.

2. En un cazo, ponemos a calentar la leche junto con la vaina un par de minutos (lo suficiente para que la leche coja sabor).

3. En un cuenco, batimos las yemas y el azúcar hasta conseguir una mezcla compacta.

4. Incorporamos la harina y removemos bien hasta que todo esté integrado.

5. Vertemos la leche caliente, poco a poco, sin dejar de remover. Debe quedarnos un líquido fluido y sin grumos.

6. Ponemos un cazo con agua al fuego y colocamos encima el cuenco con la mezcla. El agua no debe tocar la base del cuenco. Cocemos al baño María hasta que la crema espese y le salgan burbujas en la superficie.

7. Quitamos el cuenco con la crema del cazo y dejamos que se enfríe por completo antes de utilizarla. Para evitar que se forme costra en la superficie de la crema pastelera os recomendamos que la cubráis con papel transparente (de manera que el papel esté en contacto con la superficie de la crema).

Es una receta muy socorrida que puede sacarnos de más de un apuro. Además, también está deliciosa para comerla a cucharadas, sin necesidad de ningún pretexto. Por eso, os animamos a probarla y dejaros seducir por su textura y sabor.

Consejos:

· La cantidad de tiempo que la crema esté al baño María dependerá de la consistencia que queramos obtener. Si la dejamos poco tiempo nos quedará más líquida, aunque, tened en cuenta que, cuando la crema se enfría, adquiere algo más de consistencia.

· La crema pastelera hay que conservarla siempre en la nevera, bien cerrada, en un bote hermético. Y si la hemos utilizado como relleno, os recomendamos comer el dulce en 48 horas o guardarlo también en la nevera (en una caja para aislarlo de posibles olores).

One Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.