Recetas

Crumble de frutos rojos

El otro día vimos a Anna Olson, en Canal Cocina, preparando un crumble que tenía una pinta estupenda. Nos entró el gusanillo y nos pusimos manos a la obra para elaborar nuestro propio Crumble de frutos rojos. Una receta sencilla y fácil de preparar que hoy compartimos con vosotr@s.

El crumble es una receta de frutas y crujiente que admite multitud de combinaciones. Nosotras hemos utilizado frutos rojos en esta ocasión porque teníamos muchas frambuesas aburriéndose en la nevera, pero podéis utilizar cualquier otra fruta que tengáis por casa.

Ingredientes relleno (para unas 6 raciones):

  • 1 manzana tipo Golden
  • 150 gr de fresas
  • 100 gr de frambuesas
  • 2 1/2 cucharadas de mermelada de mora
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

Paso a paso relleno:

1. Lo primero que tenemos que hacer es lavar la fruta. Después, le quitamos los rabos a las fresas y las cortamos en láminas, y pelamos la manzana y la cortamos en pequeños trozos.

2. Colocamos toda la fruta (fresas, manzana y frambuesas) en un bol y añadimos la mermelada de mora.

3. Agregamos la vainilla en pasta y mezclamos todo con mucho cuidado de no chafar la fruta.

4. En unos pequeños cuencos, colocamos la mezcla de fruta y mermelada. No seáis tacañ@s al llenar los cuencos con la fruta (es mejor si llega hasta el mismo borde). Reservamos.

Ingredientes crujiente:

  • 170 gr de harina
  • 75 gr de azúcar
  • 1 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 85 gr de mantequilla blanda
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno (opcional)

Paso a paso crujiente:

1. En un bol, mezclamos la harina junto con el azúcar, la levadura y la sal.

2. Incorporamos la mantequilla (que debe estar blandita) y amasamos con los dedos hasta obtener una masa con una apariencia de migas.

3. En un cuenco aparte, batimos el huevo con la leche y la vainilla en pasta y lo vertemos sobre el bol en el que tenemos la masa.

4. Lo amasamos todo hasta que esté bien integrado y obtengamos una masa uniforme y pegajosa.

5. Con ayuda de un par de cucharas, cogemos trozos de masa y la colocamos sobre la fruta que habíamos reservado. Es importante dejar huecos entre los trozos de masa que coloquemos para que el vapor de la fruta al cocerse puede salir durante el horneado.

6. Si queremos una textura más crujiente, espolvoreamos un poco de azúcar moreno sobre la masa antes de hornear el crumble.

7. Horneamos a 180ºC durante unos 25-30 minutos. La cobertura crujiente debe adquirir un color tostado, pero también tiene que cocerse correctamente la fruta (es decir, ablandarse).

8. Sacamos los cuencos del horno, con cuidado de no quemarnos, y dejamos templar antes de consumir.

Consejos:

· No olvidéis utilizar cuencos de cerámica o cristal aptos para horno. Parece algo obvio, pero sería un fastidio que, después de preparar nuestro crumble, se rompa el cuenco en el horno porque no sea resistente al calor y no podamos ni probarlo.

· A pesar de que es un crumble de frutos rojos, hemos añadido manzana a la elaboración porque los frutos rojos, al cocerse en el horno, pierden volumen. Al añadir la manzana, conseguimos que nuestra mezcla de frutas no se venga totalmente abajo al hornearse.

· Recordad precalentar el horno a 180ºC antes de utilizarlo.

· El crumble es un postre que se toma templado, pero no tiene que ser justo después de hornearlo. Si no lo vais a comer hasta el día siguiente, no hay problema. Tan sólo tenéis que darle un poco de calor (un minutillo en el microondas, por ejemplo) cuando vayáis a comerlo y listo. Incluso puede que esté más bueno después de un día preparado…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.