Recetas

Cupcakes de chocolate sin gluten

Tenemos algun@s amig@s y conocid@s con intolerancia al gluten a l@s que les encanta un buen dulce. Pero ya sabemos lo complicado que eso puede llegar a ser. Por eso, pensando en ell@s, hoy os traemos una receta para preparar cupcakes de chocolate sin gluten.

Pero, dado que quedan un par de semanas para Halloween, hemos decidido darle un aspecto siniestro a estos esponjosos cupcakes de chocolate. Para ello, los hemos rellenado con mermelada de fresa (como si estuviesen rellenos de sangre) y los hemos cubierto de crema de queso teñida de negro (bueno, más bien quedó un plateado precioso).

Ingredientes bizcocho (para 12 cupcakes):

  • 260 gr de puré de calabaza (receta aquí)
  • 2 huevos
  • 120 gr de miel
  • 120 ml de aceite de oliva suave (o aceite de girasol)
  • 2 cucharaditas de vainilla en pasta
  • 20 gr de harina de coco
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 85 gr de cacao en polvo

Paso a paso bizcocho:

1. En un bol, batimos el puré de calabaza junto con los huevos, la miel, el aceite y la vainilla.

2. Agregamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y volvemos a batir.

3. Tamizamos el cacao y lo añadimos a la masa. Mezclamos hasta obtener una textura homogénea.

4. Colocamos las cápsulas de papel en los huecos de la bandeja para hornear cupcakes y rellenamos cada cápsula 2/3 de su capacidad. Podemos ayudarnos de una cuchara de helado para distribuir uniformemente la masa entre las cápsulas.

5. Horneamos a 180ºC durante 25 minutos.

6. Cuando los cupcakes estén listos (podéis utilizar la prueba del palillo), los sacamos del horno y los dejamos un par de minutos en el molde. Después los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Decoración:

1. Cuando los cupcakes estén totalmente fríos, les extraemos el centro con ayuda de un descorazonador de cupcakes.

2. Rellenamos generosamente los huecos que hemos abierto con mermelada de fresa.

3. Teñimos crema de queso (receta aquí) con colorante en gel negro. Recordar que si dejáis reposar la crema teñida unos minutos, el color subirá de intensidad (tenedlo en cuenta a la hora de añadir más colorante del necesario).

4. Introducimos la crema en una manga pastelera en la que hemos colocado una boquilla de estrella abierta (podéis utilizar un adaptador grande si lo deseáis).

5. Distribuimos la crema sobre los cupcakes realizando una espiral en su superficie desde fuera hacia dentro.

Estos cupcakes son perfectos para cualquier época del año, pero especialmente indicados para la noche más terrorífica del año. Son ideales para l@s amantes del chocolate por su intenso sabor (ya sean o no celíac@s). Os aseguramos que no podréis comer sólo uno.

Consejos:

· Para ser realmente riguros@s, tenéis que aseguraos de que todos los ingredientes que utilizáis en esta receta no contengan nada de gluten (ni siquiera trazas).

· En esta ocasión, nosotras hemos utilizado puré de calabaza casero que teníamos congelado de una receta anterior.

· Recordad precalentar el horno a 180ºC antes de introducir el molde para cupcakes.

· Estos cupcakes son muy esponjosos, por lo que os recomendamos manipularlos con cuidado para que no se os rompan.

· Nosotras hemos utilizado mermelada de fresa porque es una de nuestras favoritas, pero también podéis utilizar cualquier otra mermelada de color rojo (para que realmente parezca sangre). Por supuesto, si preparáis estos cupcakes en cualquier otro momento que no sea Halloween, podéis rellenarlos con mermelada de cualquier color y/o sabor.

· Si queréis darle un poco de color a estos oscuros cupcakes de Halloween, podéis espolvorearlos con sprinkles de huesos y calaveras o de huesos sangrientos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.