Recetas

Cupcakes Hi Hat

Las ideas para elaborar cupcakes son casi inagotables. Las combinaciones de sabores, la decoración, la forma de presentación,… son múltiples y pueden variar desde las más clásicas hasta las más originales. Hoy, en nuestro blog, queremos compartir con vosotr@s unos cupcakes que reúnen a la perfección sabor y presencia. Son los conocidos cupcakes Hi Hat y estamos seguras de que os encantarán.

El nombre de estos cupcakes procede de un aspecto, ya que el copete con el que se decoran bien podría parecer un sombrero alto, de ahí su denominación «High Hat» (Hi Hat para abreviar). Por eso, son cupcakes con una generosa cantidad de crema, que en este caso, se trata de de un delicioso merengue cubierto de chocolate.

Para el bizcocho de estos cupcakes, nosotras hemos utilizado la receta de bizcocho marmolado que podéis encontrar en la entrada Bundt cake marmolado. Sin embargo, podéis utilizar cualquier otra receta de vuestra elección que combine con el merengue y el chocolate.

Paso a paso bizcocho:

1. Una vez tengamos las dos masa listas (vainilla y chocolate), procedemos a rellenar las cápsulas hasta un 1/3 de su capacidad. Para ello, primero colocamos una cucharada de masa de vainilla, seguida de otra cucharada de chocolate para terminar con otra de vainilla.

2. Después, con ayuda de un tenedor mezclamos ligeramente las masas para conseguir el efecto marmolado. Tan sólo debéis procurar no combinarlas demasiado para no perder el original efecto que se produce entre ambas masas.

3. Horneamos a 180ºC durante unos 18 minutos y dejamos enfriar por completo los cupcakes sobre una rejilla antes de decorarlos. Mientras, podemos ir elaborando el merengue suizo.

Ingredientes merengue suizo:

Paso a paso merengue suizo:

1. En un bol grande de metal o cristal, diluimos la albúmina en el agua hasta que no queden grumos.

2. Mientras dejamos reposar la albúmina unos minutos, colocamos un cazo con agua en el fuego y dejamos que llegue a ebullición.

3. Agregamos a la albúmina el azúcar y el cremor tártaro y batimos hasta que comience a salir espuma. Entonces, colocamos el bol sobre el cazo y batimos con unas varillas eléctricas. Es importante que el azúcar se disuelva correctamente para evitar granitos en nuestro merengue.

4. Pasados un par de minutos, bajamos el fuego al mínimo y seguimos batiendo hasta que el merengue forme picos duros.

5. Retiramos el bol con el merengue del fuego y batimos un par de minutos más. Tendremos listo entonces un merengue bastante resistente y con un dulce sabor, listo para decorar nuestros cupcakes.

Decoración:

1. Rellenamos una manga, en la que hemos puesto una boquilla redonda grande, con el merengue y decoramos los cupcakes formando una espiral alta. Refrigeramos durante al menos una hora aproximadamente.

2. Una vez el merengue esté frío, derretimos una taza de gotas de chocolate (unos 300 gr) en el microondas en pequeños intervalos para evitar que se queme. Si, a pesar de estar completamente derretido, el chocolate no tiene una consistencia líquida, añadiremos una cucharadita de manteca de cacao.

3. Introducimos el copete de merengue de los cupcakes en el chocolate, con cuidado de que no roce los bordes o el fondo de la taza. Al extraerlo, dejamos que escurra el chocolate un par de segundos antes de darle la vuelta despacio. Dejaremos que el chocolate se endurezca en la nevera antes de consumir los cupcakes.

Un simple bocado de estos cupcakes es toda una experiencia religiosa (como decía la canción). El chocolate crujiente, el cremoso merengue y el esponjoso bizcocho son una combinación explosiva que deleitará cualquier paladar y os convertirá en toda una sensación repostera.

Consejos:

  • Podéis sustituir la albúmina (y el agua) por 3 claras de huevo. En ese caso, procurad que sean claras frescas (con las claras pasteurizadas no se consigue un resultado tan bueno).
  • Si queréis añadir algún tipo de aroma al merengue, podéis incorporarlo antes de batirlo los dos últimos minutos, cuando lo hayáis retirado del fuego.
  • Utilizamos una taza para bañar el copete de los merengues por funcionalidad. Es decir, no es que la taza quede mejor en las fotos, es que para ahorrar en chocolate y por comodidad, es mejor utilizar un recipiente de boca ancha pero al mismo tiempo estrecho y profundo.
  • Antes de consumir los cupcakes, os recomendamos sacarlos de la nevera al menos 15 minutos, para que el bizcocho coja temperatura ambiente y recupere la esponjosidad.

2 Comments

  • Reply

    Kim (Cuky's Cookies)

    23 mayo, 2017

    Qué ricos!! Y además, con sorpresita por dentro, porque deben estar estupendísimos =)
    Un besazo!

    • Reply

      La guinda Florinda

      24 mayo, 2017

      A nosotras nos han encantado Kim. Estamos seguras que se van a convertir en uno de nuestros cupcakes habituales 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.