Recetas

Drip cake de café y caramelo

Seguimos con nuestras dulces ideas para tener el mejor Halloween de la historia. En esta ocasión hemos querido compartir con vosotr@s una tarta sencilla pero deliciosa, a la vez que divertida. Se trata de una drip cake de bizcocho de café y crema de caramelo. Una combinación perfecta para una fantasmagórica tarta.

Por supuesto, podéis prescindir de la decoración de Halloween y preparar esta tarta de café y caramelo cuando más os apetezca, sin ningún otro tipo de añadidura. Pero en esta época, con la noche más terrorífica del año tan próxima, no podemos dejar de pensar en acompañamientos siniestros…

Ingredientes bizcocho:

  • 225 gr de azúcar demerara
  • 120 ml de aceite de oliva suave (o aceite de girasol)
  • 3 huevos
  • 335 gr de harina
  • 2 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 3/4 cucharadita de bicarbonato
  • 180 ml de leche
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 50 ml de café intenso concentrado

Paso a paso bizcocho:

1. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Reservamos.

2. En un bol, batimos el azúcar y el aceite.

3. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien antes de incorporar el siguiente.

4. Incorporamos la mitad de la harina y batimos.

5. Vertemos la leche y volvemos a batir con delicadeza hasta que la leche esté bien integrada.

6. Agregamos la otra mitad de la harina y batimos lo justo para que la harina se incorpore a la masa correctamente.

7. Añadimos la vainilla y batimos de nuevo.

8. Terminamos vertiendo el café y batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

9. Engrasamos con spray antiadherente cuatro moldes para layer cake de 15-18 cm de diámetro.

10. Distribuimos la masa en los moldes con ayuda de una cuchara para helado. De esta forma conseguiremos que todos los moldes lleven la misma cantidad de masa sin necesidad de realizar mediciones adicionales.

11. Horneamos durante 20 minutos a 180ºC.

12. Cuando los bizcochos estén listos (recordad que el palillo tiene que salir limpio), sacamos los moldes del horno y los dejamos templar unos 10 minutos antes de desmoldar.

13. Una vez hemos sacados los bizcochos de los moldes, los dejamos enfriar por completo en una rejilla antes de continuar.

Decoración:

1. Lo primero que tenemos que hacer para montar nuestra tarta es preparar la crema de caramelo. Nosotras hemos utilizado el preparado para buttercream de Funcakes. Una vez tenemos preparada la crema de mantequilla, siguiendo las indicaciones del envase, le añadimos 1 cucharadita de caramelo en pasta y batimos con energía hasta obtener una crema suave y homogénea. Reservamos en la nevera.

2. Nivelamos las capas de bizcocho con ayuda de una lira.

3. Ponemos un poco de crema en una base redonda de 20 cm y centramos la primera capa de bizcocho.

4. Introducimos la crema de caramelo en una manga pastelera en la que hemos colocado una boquilla redonda y distribuimos una capa de crema trazando una espiral de fuera hacia adentro. Seguimos montando la tarta capa tras capa, acabando con una capa de bizcocho.

5. Aplicamos una fina capa de crema sujetamigas y dejamos que se enfríe en la nevera al menos media hora.

6. Para continuar, preparamos el ganache de chocolate. Para ello, basta con calentar 30 gr de nata y verterla sobre 90 gr de gotas de chocolate blanco hasta que esté bien fundido.

7. Introducimos el ganache en un biberón y lo vertemos sobre la tarta, cubriendo completamente la parte superior de la misma y dejando que caiga en gotas por los laterales. Metemos la tarta en la nevera y dejamos que el ganache se endurezca un poco antes de darle el toque final.

8. Para elaborar los fantasmas de merengue hemos utilizado merengue en polvo de Wilton en lugar de claras de huevo. Para elaborar el merengue, simplemente hemos batido 20 gr merengue en polvo y 60 gr de agua hasta que ha formado picos suave. Entonces le hemos añadido, poco a poco, 94 gr de icing sugar tamizado hasta obtener un merengue fuerte. Si no disponéis de merengue en polvo, podéis sustituir el merengue en polvo y el agua por dos claras de huevo envejecidas.

9. Introducimos el merengue en una manga con una boquilla grande redonda (reservamos una cucharada de merengue aparte) y hacemos pequeños fantasmas sobre la superficie superior de la tarta.

10. Para terminar, teñimos con colorante en gel negro el merengue que habíamos reservado y pintamos unos ojitos a los fantasmas. Nosotras hemos utilizado una boquilla redonda número 3.

Quizás parezca una tarta complicada, pero es muy fácil y rápida de preparar. Podéis elaborarla en familia el día antes de Halloween para disfrutar entre tod@s de algo que habéis hecho vosotr@s mism@s (a l@s niñ@s eso les hace mucha ilusión). También podéis quedaros con la idea de la decoración y utilizar otra combinación de sabores entre el bizcocho y la crema.

Consejos:

· El azúcar demerara es un tipo de azúcar moreno que combina mejor con el sabor del café del bizcocho. Sin embargo, podéis utilizar azúcar moreno normal si no tenéis demerara.

· En las cucharas medidoras que nosotras utilizamos no existe la medida 3/4 que especificamos en la receta para el bicarbonato. Lo que queremos decir con esta medida es que utilicéis la cucharita de 1/4 tres veces. Tan sólo queríamos aclararlo 😉

· Nosotras hemos utilizado una cápsula de espresso intenso de nuestra Nescafé Dolce Gusto porque su intensidad y aroma nos encanta, pero podéis utilizar café elaborado en una cafetera italiana de toda la vida. No os recomendamos usar café soluble porque nunca tienen la misma intensidad y vuestro bizcocho no tendrá el correcto aroma a café que buscamos.

· Si queréis aumentar el sabor a café del bizcocho, podéis preparar algo más de café y pintar los bizcochos con un pincel de silicona. Si los bizcochos aún están algo calientes absorberán mejor el aroma del café.

· Si no tenéis moldes para layer cake (o no tenéis suficientes) podéis hacer dos cosas. O bien horneáis toda la masa de una vez en un molde alto y después cortáis las capas (en este caso tendréis que multiplicar casi por cuatro el tiempo de horneado), o bien dividís la masa en cuatro partes iguales y vais horneando las capas una a una en un molde de layer cake o en uno alto. En este caso, tened en cuenta que en cuanto la levadura entra en contacto con un líquido empieza a actuar, por lo que los últimos bizcochos que horneéis saldrán algo más altos que los primeros.

· Nosotras hemos teñido el ganache de naranja con un poco de colorante para chocolate, ya que vamos a decorarla con temática de Halloween.

· Si no os gusta mucho el merengue, podéis utilizar nata vegetal para elaborar los fantasmas. También podéis hacer los fantasmas de merengue al horno y después colocarlos sobre la tarta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.