Recetas

Manzanas de caramelo

Hay un dulce para Halloween que llevamos viendo desde hace tiempo y al que le tenemos muchas ganas, así que este año hemos decidido probarlo por primera vez. Se trata de las famosas manzanas de caramelo envenenadas. Son sencillamente, como su nombre indica, manzanas bañadas en caramelo teñido de negro. Un postre sencillo, dulce y lleno de misterio para la noche de Halloween.

Ingredientes:

  • 6-7 manzanas pequeñas tipo Golden
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • una olla de agua
  • 180 gr de agua
  • 120 gr de sirope de maíz
  • 450 gr de azúcar
  • colorante en gel negro (opcional)

Paso a paso:

1. En un cuenco, mezclamos el zumo de limón con el bicarbonato hasta que se disuelva correctamente.

2. Vamos pasando las manzanas, una a una, por la mezcla para limpiarlas.

3. Ponemos la olla de agua al fuego y cuando rompa a hervir, introducimos las manzanas durante 15-20 segundos.

4. Sacamos con cuidado las manzanas del agua y las dejamos escurrir sobre un trapo.

5. Pinchamos una brocheta resistente en la manzana, justo en el hueco del rabito (que habremos quitado antes). Nos aseguramos de que el palo no se mueve y la manzana está bien sujeta.

6. Para preparar el caramelo con el que vamos a cubrir las manzanas, ponemos el agua, el sirope y el azúcar en un cazo y lo calentamos todo, moviendo de vez en cuando.

7. Cuando el caramelo haya alcanzado los 150ºC lo retiramos del fuego.

8.  Añadimos el colorante y removemos bien para que se disuelva correctamente.

9. Cogemos una manzana, que tiene que estar completamente seca, y la introducimos en el caramelo, procurando que éste la cubra por completo.

10. Escurrimos el exceso de caramelo y colocamos la manzana sobre una lámina de papel vegetal para que se enfríe y endurezca. Repetimos el proceso de bañado con el resto de las manzanas.

En un momento podéis tener unas dulces manzanas que sorprenderán a cualquiera. Aunque son muy sencillas de elaborar, no os recomendamos que las preparéis con niñ@s cerca porque el caramelo es muy peligroso cuando está caliente (quema como fuego). Pero sí que se divertirán mordiendo la crujiente y azucarada manzana envenenada 😉

Consejos:

· Tened mucho cuidado cuando preparéis el caramelo. Nunca nos cansaremos de advertiros que el caramelo quema mucho por lo que hay que manipularlo con cuidado.

· En lugar de teñir el caramelo de negro, podéis utilizar colorante rojo o verde para darle un toque romántico o tóxico a vuestras manzanas.

· Si veis que el caramelo se está endureciendo mientras bañáis las manzanas, podéis calentarlo un poco de nuevo para conseguir una textura más líquida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.