Recetas

Muffins de calabacín y bacon

Cuando no planificamos nuestras cenas en el menú semanal, acabamos tomando todos los días lo mismo: sandwich de pavo o puré de patatas. Sin embargo, hay días que estamos inspiradas y contamos con tiempo para preparar una cena digna del más exquisito paladar. Y son esas noches las que cenamos estos muffins de calabacín y bacon.

La receta ha ido evolucionando noche tras noche. Al principio sólo llevaba calabacín y mucho queso. Más tarde le añadimos el bacon (¿a quién no le gusta un poco de bacon?) y redujimos un poco la cantidad de queso (incluso el tipo de queso). El resultado ahora mismo es perfecto y llena nuestras cenas de sabor y alegría.

Ingredientes (para 9 muffins):

  • 2 huevos
  • 60 ml de aceite de oliva suave
  • 60 ml de leche
  • 130 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 35 gr de queso semicurado rallado
  • 35 gr de queso emmental rallado
  • 50 gr de calabacín
  • 50 gr de bacon
  • 1/4 cucharadita de sal
  • una pizca de pimienta
  • una cucharadita de perejil picado

Paso a paso:

1. Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.

2. Rallamos el calabacín y lo dejamos escurrir sobre papel de cocina. Reservamos.

3. Cortamos el bacon en cuadraditos y reservamos.

4. En un bol, batimos los huevos junto con el aceite y la leche.

5. Añadimos la harina tamizada y batimos a baja velocidad.

6. Incorporamos ambos tipos de quesos y mezclamos con ayuda de una espátula.

7. Agregamos el bacon y el calabacín y seguimos mezclando.

8. Añadimos la sal, la pimienta y el perejil y removemos todo con la espátula hasta que esté bien integrado. El resultado será una masa algo densa llena de tropezones de calabacín, bacon y queso.

9. Vertemos la masa en cápsulas de silicona. Debido a que es una masa que no sube mucho durante el horneado, podéis llenar las cápsulas hasta casi el borde (todo depende de lo grande que queráis que salgan vuestros muffins). Si os ayudáis de una cuchara de helado será más fácil calcular la cantidad que ponéis en cada cápsula.

10. Horneamos a 180ºC durante 18-20 minutos.

11. Cuando los muffins estén listos (podéis comprobarlo con la prueba del palillo), los sacamos del horno y los dejamos templar un par de minutos antes de desmoldarlos.

12. Dejamos enfriar unos 10 minutos sobre una rejilla antes de servir.

Acompañados de una copa de vino, estos muffins, son el plato perfecto de cualquier cena romántica. Pero también son ideales para hacer las cenas de l@s peques de la casa más divertidas. Incluso para una comida de tapeo con amig@s quedarían extraordinarios. Vamos, que podéis degustarlos en cualquier momento y lugar porque no defraudarán.

Consejos:

· En lugar de usar cápsulas de silicona, podéis utilizar cápsulas de papel o tulipas para preparar estos muffins.

· Recordad precalentar el horno antes de introducir las cápsulas con la masa.

· Es recomendable consumir los muffins cuando aún están algo calientes. Además, podéis acompañarlos con un poco de queso crema especiado para darle un toque más cremoso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.