Recetas

Polo de lima-limón

Con la llegada del mes de junio comienza la cuenta atrás para el comienzo del verano. Y verano es sinónimo de helado 🙂 Por eso, no podía faltar en nuestro blog, en este sexto mes del año, una receta de helado que, en esta ocasión, es un polo de lima-limón tan refrescante como delicioso.

Es tan fácil y rápido de elaborar (sin contar el tiempo de congelación) que no podréis resistir la tentación de prepararlo en estos días de calor. Además, si tenéis niñ@s pequeñ@s en casa, les encantará hacer y devorar sus propios polos caseros.

Ingredientes (para 8-10 unidades):

  • 2 limas medianas
  • 2 limones medianos
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 400 ml de agua

Paso a paso:

1. Calentamos en un cazo, a fuego lento, 5 cucharadas de agua con el azúcar hasta conseguir un almíbar. El azúcar tiene que disolverse por completo y la consistencia del almíbar debe ser densa.

2. Mientras se enfriar el almíbar, exprimimos las limas y los limones para sacar el zumo. Reservamos en una jarra.

3. Vertemos el agua que no hemos utilizado para el almíbar en la jarra con el zumo de la lima y el limón y mezclamos.

4. Añadimos el almíbar y removemos hasta que todo esté bien integrado.

5. Rellenamos los moldes tipo Calippo. Os recomendamos no llenarlos hasta el borde, ya que el líquido se expandirá en el congelador y podría rebosar.

6. Introducimos los moldes en el congelador, intentando que se mantengan verticales, y dejamos que el líquido se congele (puede tardar varias horas).

Combate el calor, mata el gusanillo y es tan divertido de comer que no los prepararéis sólo una vez. Estamos seguras de que este polo os dejará helad@s.

Consejos:

· En estos casos, es fundamental utilizar ingredientes de buena calidad, ya que son los que realmente darán el sabor final al polo.

· A nosotras nos encanta el sabor intenso del limón y la lima, sin embargo, si para vosotr@s es demasiado fuerte, tan sólo tenéis que añadir un poco más de agua a la preparación para rebajar la intensidad.

· Podéis sustituir los dos limones y las dos limas por 4 naranjas grandes para elaborar polos de naranja.

· Los moldes que nosotras hemos utilizado tienen una tapa de aluminio, así que, una vez rellenados los moldes, hemos aplicado un poco de almíbar, del que ha quedado en el cazo, en el borde de los mismos y hemos ajustado con los dedos la tapa para que quede sujeta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.