Recetas

Tarta de queso té matcha

Las tartas de queso son el broche final perfecto a cualquier comida. A nosotras nos gusta mucho la tradicional, pero también nos encanta experimentar con nuevos sabores. Una vez que le has cogido el tranquillo a la receta «original», puedes añadirle ingredientes diferentes para conseguir resultados sorprendentes. Así que, cómo no íbamos a probar esta tarta de queso de té matcha.

El té matcha es un tipo de té verde de aroma intenso y color verde jade. Se comercializa en polvo, por lo que es perfecto para incorporarlo a cualquier receta, ya que se disuelve muy bien. A nosotras nos gusta mucho su sabor, un tanto amargo, por lo que agregarlo a nuestra tarta de queso nos parecía una idea genial.

Ingredientes (para un tarta de 18-20 cm):

  • 135 gr de galletas María trituradas
  • 3 cucharadas de mantequilla derretida
  • 455 gr de queso crema Philadelphia
  • 150 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de té matcha
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Paso a paso:

1. Forramos los laterales de un molde redondo desmontable con papel vegetal y reservamos.

2. En un cuenco, mezclamos las galletas trituradas y la mantequilla hasta que ambos ingredientes estén bien combinados.

3. Distribuimos la pasta de galletas sobre el fondo del molde, procurando que la superficie nos quede uniforme.

4. Horneamos a 180ºC durante unos 8 minutos para tostar ligeramente las galletas. Sacamos el molde del horno y reservamos.

5. En un bol, batimos el queso crema junto con el azúcar hasta obtener una masa homogénea.

6. Agregamos los huevos uno a uno, batiendo para que se integren.

7. Incorporamos el té y la pasta de vainilla y volvemos a batir.

8. Vertemos la masa en el molde con la base de galletas (tened cuidado porque el molde aún podría quemar) y la extendemos para que se distribuya bien y nos quede una superficie lo más lisa posible.

9. Introducimos el molde en el horno y horneamos a 150ºC durante 1 hora aproximadamente. En este caso, en lugar de utilizar la prueba del palillo, lo que haremos para confirmar que está lista la tarta, es zarandear con cuidado el molde y si la tarta se queda estable (es decir, no se mueve) es que ya está en su punto.

10. Apagamos el horno y abrimos la puerta durante unos 5 minutos antes de sacar la tarta de queso. Una vez fuera del horno, la dejamos enfriar por completo antes de desmoldarla con mucha delicadeza.

11. Refrigeramos la tarta durante unas dos horas y ya está lista para decorar al gusto. Nosotras, en esta ocasión, hemos colocado unas frutas (fresas, cerezas y frambuesas) sobre la tarta y la hemos rociado con un hilo de chocolate blanco.

Es una receta sencilla con un toque oriental que hará las delicias de todas aquellas personas que la prueben. A nosotras nos ha encantado esta combinación tanto, que ya estamos buscando una nueva ocasión para prepararla.

Consejos:

· Nosotras hemos comprado el té matcha en Asuca, tienda especializada en té, café  y chocolate en el centro de Sevilla. Podéis daros un paseo e ir a visitarlas porque os atenderán con una sonrisa en la boca.

· No queremos introducir aire en la masa de queso, así que os recomendamos no batir en exceso (en cuanto los ingredientes estén integrados, hay que dejar de batir).

· También podéis utilizar un molde desmontable lateral que os hará más fácil la tarea de desmoldado.· Recordad precalentar el horno a 180ºC primero y a 150ºC después.

· Para conservar la tarta de queso, mejor refrigerarla dentro de una caja o cubierta con papel transparente. Así evitaremos que adquiera olores de la nevera que puedan modificar su sabor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.