Recetas

Tortitas estilo americano

Hace un tiempo, compartíamos con vosotr@s una receta para elaborar unas deliciosas tortitas de calabaza. Pues bien, hoy os traemos una receta de tortitas al estilo americano que nos tiene locas. Nosotras probamos por primera vez las tortitas en la cafetería Nebraska que hay en el centro de Córdoba. Quedamos tan embriagadas que dedicamos mucho tiempo a buscar la receta perfecta para preparar tortitas caseras.

Probamos muchas recetas a las que dábamos nuestro toque hasta que encontramos los ingredientes y sus proporciones perfectas. Son nuestra perdición, lo tenemos que admitir. No hay desayuno o merienda festiva en la que no preparemos tortitas a mogollón. Cuando vosotr@s las probéis, entenderéis de lo que estamos hablando 😉

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 gr de harina
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • 200 gr de leche
  • mantequilla o margarina (para engrasar)

Paso a paso:

1. Mezclamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.

2. En un bol, batimos los huevos.

3. Añadimos el azúcar y el aceite y batimos.

4. Vertemos la leche y el extracto y volvemos a batir.

5. Agregamos la harina y batimos hasta obtener una masa ligera y homogénea.

6. Calentamos una plancha untada con un poco de mantequilla (mejor si utilizáis un pincel de silicona para extenderla).

7. Colocamos un cortador de corazón (previamente engrasado con mantequilla) en el centro de la plancha y vertemos la masa en él. La cantidad de masa dependerá del tamaño de vuestro cortador (tan sólo debéis tener en cuenta que las tortitas doblan su volumen en la plancha).

8. Cuando aparezcan burbujas en la superficie de la masa, retiramos con cuidado el cortador y le damos la vuelta a la tortita rápidamente con ayuda de una espátula de silicona o de madera. Esperamos uno o dos minutos y retiramos la tortita del fuego.

9. Repetimos la misma operación con el resto de la masa.

Podéis acompañar estas tortitas con nata, sirope de caramelo o chocolate, fruta fresca, mermelada, miel,… Las posibles combinaciones son casi infinitas y perfectas para cada paladar. La esponjosidad de estas maravillas con forma de corazón es tal, que casi se disfruta tanto comiéndolas que apretando suavemente el dedo sobre su superficie (probarlo y ya veréis de lo que hablamos…).

Consejos:

· Si no tenéis plancha en casa, podéis utilizar cualquier sartén antiadherente lo suficientemente grande. Utilicéis una u otra cosa, tienen que estar bien calientes antes de verter la masa.

· Por supuesto, el cortador que utilicemos tiene que ser de metal (recordad que, después de elaborar la primera tortita, puede estar caliente al tacto). Nosotras hemos utilizado un cortador de corazón porque se acerca San Valentín, sin embargo, podéis utilizar cualquier otro cortador sencillo. Aunque tampoco es necesario utilizar ningún tipo de cortador.

· Si al intentar retirar el cortador, la tortita se quedase pegada, no os preocupéis. Tan sólo tenéis que darle la vuelta al cortador (con la masa adherida) y colocarlo de nuevo sobre la plancha. Entonces, apretáis hacia abajo suavemente para desprender la tortita y retiráis con cuidado el cortador, dejando el corazón de masa sobre la plancha.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.