Recetas

Bizcocho cuatro cuartos

Durante la Semana Santa estuvimos pasando unos días en casa de nuestros padres. Echando un vistazo a las cosillas que tiene mi madre en la cocina (por ver si podíamos «traernos prestado» algo) descubrimos un libro que lleva en nuestra familia la friolera de 30 años. Se trata de un recopilatorio de recetas titulado «Los mejores postres de Maizena», editado en marzo de 1985, con el cual iniciamos nuestros pinitos en la repostería. Las ilustraciones del libro son dignas de ver y las explicaciones son bastante escuetas, pero todo lo que hemos preparado ha salido deliciosísimo…

Recuerdo perfectamente a mi madre preparando bizcochos y magdalenas utilizando las recetas de este libro. Y lo que también recuerdo como si fuera ayer, eran las peleas que teníamos entre mis hermanos para ver quién chupaba la cuchara con los restos de masa 🙂

Pues bien, finalmente tomamos prestado el libro y tenemos pensado sacarle bastante provecho. Para empezar, queremos compartir con vosotr@s la receta del famoso bizcocho cuatro cuartos. Lo que caracteriza a este bizcocho es que todos sus ingredientes pesan lo mismo que el peso de los huevos utilizados (buenos, excepto la pasta de vainilla y la levadura). Por lo tanto, basta con pesar los huevos para obtener las cantidades restantes. Fácil ¿no?

Ingredientes (para un molde de 18-20 cm):

  • 3 huevos grandes (que en nuestro caso pesan unos 200 gr)
  • mismo peso de azúcar (200 gr)
  • mismo peso de mantequilla (200 gr)
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • mismo peso de harina (200 gr)
  • 1 cucharadita de levadura

Paso a paso:

1. Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.

2. Separamos las claras de las yemas de cada huevo y colocamos las claras en un bol grande. Reservamos las yemas.

3. Cortamos la mantequilla en cubitos y la derretimos en el microondas. Reservamos.

4. Montamos las claras a punto de nieve fuerte, es decir, hasta que forme picos firmes.

5. Añadimos las yemas, ligeramente batidas, el azúcar, la mantequilla derretida y la pasta de vainilla. Mezclamos ligeramente, con ayuda de una espátula, para evitar que se bajen las claras montadas.

6. Incorporamos la harina tamizada y removemos con la espátula suavemente hasta que todo esté integrado. El resultado será una masa pastosa.

7. Engrasamos un molde redondo con spray antiadherente y vertemos la masa en él.

8. Con ayuda de una cuchara alisamos la superficie de la masa, distribuyéndola bien por el molde.

9. Horneamos la masa a 180ºC durante 45 minutos aproximadamente.

10. Cuando el bizcocho esté listo (recordad utilizar la prueba del palillo), los sacamos del horno y dejamos templar en el molde unos 15 minutos.

11. Cuando el molde se haya templado, desmoldamos con cuidado el bizcocho y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Este bizcocho es perfecto para comérselo solo, acompañado, relleno, espolvoreado,… ¡Podéis hacer lo que queráis con él! Además, es la típica receta que nunca se olvida ya que, recordar el peso de cada uno de los ingredientes, es bastante sencillo.

Consejos:

· Los huevos los pesamos con la cáscara incluida. Es decir, que los 200 gr que indicamos se refieren a los tres huevos enteros: cascarón, clara y yema.

· Podemos sustituir la pasta de vainilla por la ralladura de un limón para darle al bizcocho un toque cítrico.

· Para conservar el bizcocho, basta con cubrirlo con un trapo de cocina. A nosotras, este rústico método nos funciona muy bien.

· Y el último consejo que queremos daros es que os animéis a chupar la cuchara e incluso el bol. No hay mejor sensación que saborear los restos de masa que se han quedado atrás, tras la preparación. Además, así no desaprovecháis nada de nada 😉

2 Comments

  • Reply

    Juanita Yerbabuena

    2 mayo, 2017

    Una preguntita, ¿la harina se refiere a la harina fina de maíz de Maizena?porque si es así sería apto para celíacos

    • Reply

      La guinda Florinda

      2 mayo, 2017

      La harina a la que nos referimos en la receta es harina normal. Quizás podría sustituirse por harina de maíz, pero habría que añadir a la preparación un poco de goma xantana para aportar volumen al bizcocho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.