Browse Category by Recetas

Recetas paso a paso realizadas por La guinda Florinda

Recetas

Angel Food de galletas Lotus®

Hay ingredientes que los uses donde los uses sabes que van a dar un resultado perfecto. Y ese es el caso de las galletas Lotus®. Las probamos hace años a través de nuestra cuñada y desde entonces nos hemos vuelto un poco adictas a su sabor. Sin embargo, nunca las habíamos utilizado en ningún receta. Hasta ahora. Porque hemos preparado un angel food de galletas Lotus® que quita el ‘sentío’.

Nos ha costado mucho decidir qué preparar con estas galletas. Queríamos que fuese algo a la altura de las circunstancias y un esponjoso bizcocho de claras de huevo nos parecía la mejor opción. Pero este pastel de ángel tiene una sorpresa en su interior. Y es que los hemos rellenado con dulce crema de Lotus® para potenciar el sabor y aportar una textura cremosa.

Ingredientes:

  • 8 claras de huevo
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 80 gr de icing sugar
  • 70 gr de harina
  • 55 gr de galletas Lotus®
  • 4 cucharadas de crema de galletas Lotus®

Paso a paso:

1. En un bol, batimos las claras hasta que empiecen a formar espuma.

2. Añadimos el cremor tártaro y seguimos batiendo hasta obtener picos suaves.

3. Agregamos el icing sugar tamizado en dos tantas para asegurarnos una correcta mezcla. Tiene que quedar un merengue de picos consistentes.

4. Mientras se montan las claras, podemos ir machacando las galletas en un mortero para conseguir una consistencia arenosa. No es necesario que queden perfectamente trituradas.

5. Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con una espátula, mediante movimientos envolventes. De esta forma evitaremos que se bajen las claras montadas.

6. Añadimos las galletas trituradas y seguimos mezclando con la espátula hasta conseguir que todos los ingredientes estén bien integrados.

7. Vertemos la mitad de la masa en un molde para angel food cake, procurando que quede bien distribuida.

8. Introducimos la crema de galletas en una manga pastelera en la que hemos colocado una boquilla grande redonda.

9. Distribuimos la crema sobre la masa. Para ello realizamos un círculo en el centro.

10. Terminamos rellenando el molde con el resto de la masa y alisamos la superficie con una espátula.

11. Horneamos a 175ºC durante unos 35 minutos.

12. Sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar boca abajo, dejando que se apoye sobre los salientes del molde. De esta forma, evitaremos que se nos baje y facilitaremos la entrada de aire durante el enfriado.

13. Cuando esté totalmente frío, desmoldamos el angel food (podéis ayudaros de una espátula de metal o cuchillo para separar el bizcocho del borde y la base del molde).

14. Si queréis darle un toque de decoración, podéis distribuir unos puntos de crema en la parte de arriba. Si utilizáis una boquilla grande de estrella os quedará un textura estriada muy bonita.

Os aseguramos que cuando probéis el primer bocado de este irresistible bizcocho os daréis cuenta de que un trozo no es suficiente. Es perfecto para compartir en cualquier merienda (sobre todo porque es muy fácil de preparar) con la familia o l@s amig@s. Y poder descubrir el contraste de la crema en el interior del angel food es un placer inigualable.

Consejos:

· Si no encontráis crema de Lotus®, podéis elaborar esta receta sin el relleno ni la decoración. El resultado también será espectacular.

· Recordad precalentar el horno a la temperatura óptima antes de introducir el molde.

· Lo que hace especial a un angel food es su esponjosidad. Por eso, os recomendamos conservarlo aislado del aire para mantener durante el máximo tiempo posible su característica textura.

Recetas

Vasitos de galleta Guinness® con crema de fresa

Para el día de San Patricio de este año hemos querido preparar algo delicioso pero también divertido. Dándole vueltas se nos ocurrió preparar unos vasitos de galleta Guinness® rellenos con crema de mascarpone y fresas. Puede que no parezca una combinación muy original, pero lo que realmente hace especial a estos vasitos es la composición final. Con una presentación original, hemos conseguidos traer un pedacito de la mitología irlandesa a nuestra cocina.

Y no nos hemos complicado demasiado, ya que nos han bastado un puñado de Lacasitos® y unos toppers diseñados especialmente para la ocasión para obtener unas dulces marmitas con las que festejar el día de Irlanda. Y por supuesto, la combinación de cerveza Guiness®, cacao y fresas es espectacular y perfecta para un día tan especial.

Ingredientes galleta (para unas 12 unidades):

  • 115 gr de mantequilla reblandecida
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 huevo
  • 110 ml de cerveza Guinness®
  • 350 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 60 gr de cacao en polvo

Paso a paso galleta:

1. En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una pasta.

2. Añadimos la vainilla, el huevo y la cerveza y batimos un par de minutos.

3. Incorporamos la harina, la levadura, la sal y el cacao. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

4. Colocamos la masa en papel transparente y lo introducimos en la nevera. Dejamos endurecer al menos un par de horas antes de continuar.

5. Cuando la masa haya cogido consistencia, la sacamos de la nevera y la dividimos en bolas de unos 50 gr cada una.

6. Rociamos spray antiadherente en los huecos del molde, así como en los conos de presión.

7. Introducimos las bolas de masa en los huecos del molde y presionamos con los conos hasta que la masa asome por los bordes. Procurad que el cono esté lo más centrado posible para que la masa se distribuya correctamente y obtengamos unos vasitos de galletas bonitos.

8. Con un cuchillo cortamos el exceso de masa justo al ras del molde. Si no retirásemos la masa sobrante se nos desbordarían los vasitos ya que la masa subirá en el horno.

9. Horneamos los vasitos de galleta a 180ºC durante unos 15 minutos.

10. Sacamos el molde del horno y dejamos que se enfríe totalmente antes de desmoldar. Para facilitar el desmoldado, basta que giréis suavemente con la mano. Reservamos los vasitos al aire para que se endurezcan un poco antes de introducirles la crema.

Ingredientes crema:

  • 150 gr de nata 35% M.G.
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 50 gr de icing sugar tamizado
  • 300 gr de fresas limpias (sin rabo)

Paso a paso crema:

1. Cortamos las fresas en trozos muy pequeños y reservamos.

2. En un bol, batimos la nata hasta que comience a montarse.

3. Añadimos el queso y el icing sugar y batimos hasta obtener una crema homogénea.

4. Incorporamos las fresas y, con ayuda de una espátula, mezclamos bien hasta que estén bien integradas.

5. Rellenamos los vasitos con la crema.

Montaje:

1. Colocamos varios Lacasitos® Gold coronando la crema para imitar las monedas.

2. Introducimos un topper con forma de arcoiris en cada vasito.

¿A qué son adorablemente graciosos? Cuando se nos ocurrió la idea de estos vasitos nos pareció lo más divertido, y ahora que los vemos terminados nos encantan. Además son bastante más fáciles de preparar de lo que pueda parecer a simple vista. Las fresas y el chocolate siempre se han llevado muy bien, así que cuando añadimos cerveza negra la combinación se vuelve explosiva. Y el toque de los Lacasitos® es definitivamente perfecto.

Consejos:

· Dependiendo del cacao en polvo que utilicéis es bueno que lo tamicéis antes de añadirlo a la mezcla para evitar grumos indeseados.

· La masa de galletas obtenida es blanda y algo pegajosa, no os preocupéis si no queda como otras masas de galletas más compactas.

· Por supuesto, para conseguir estos vasitos es imprescindible disponer de un molde para vasitos de galleta.

· Tened en cuenta que las fresas soltarán jugo con el paso del tiempo, por lo que la crema perderá consistencia pasadas unas horas.

· La crema tiende a reblandecer el vasito de galleta por lo que es recomendable consumirlos lo antes posible una vez elaborados. Si vais a tardar un poco en consumirlos, siempre podéis guardarlos en la nevera (mejor en un recipiente cerrado para evitar el exceso de humedad).

· Los toppers arcoiris los podéis encontrar en nuestra tienda online.

Recetas

Tortas de azúcar

En frente de la casa en la que nos hemos criado hay una panadería que siempre ha utilizado horno de leña para elaborar el pan y los dulces que venden. Recordamos que nos peleábamos por ver quién iba a comprar el pan por la mañana temprano para poder ser testigos del proceso de sacar los últimos panes que se iban a hornear ese día. Era toda una experiencia, sobre todo porque venía acompañada de un olor inolvidable a pan recién hecho.

Pues bien, a parte de un crujiente pan con una miga suave, también elaboran bollos de aceite (que a la que escribe esta entrada le vuelven loca) y unas tortas con azúcar por encima que quitan todos los males. Cada vez que volvemos al pueblo, nuestra madre nos da dinero para ir a comprar tortas para desayunar como unas reinas. Pero, por desgracia, no vamos lo suficiente a Pozoblanco como para contentarnos con probar esas deliciosas tortas de azúcar de vez en cuando, así que hemos decidido probar a elaborarlas en casa.

Y ha merecido la pena, os lo aseguramos. Aunque nuestro horno es eléctrico y no utiliza leña para conseguir el calor necesario, las tortas que obtuvimos con esta receta son una maravilla y desde el primer bocado es un disfrute esponjoso y azucarado. El problema es que con estas tortas un solo desayuno no es suficiente. Cualquiera que las pruebe estará de acuerdo con nosotras.

Ingredientes (para unas 8 unidades):

  • 500 gr de harina
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 40 gr de azúcar
  • 10 gr de levadura seca de panadería
  • 200 ml de agua templada
  • 150 ml de aceite de oliva suave
  • 1 huevo
  • azúcar (para decorar)

Paso a paso:

1. Disolvemos la levadura en el agua y reservamos.

2. En un bol mezclamos la harina junto con la sal y el azúcar.

3. Vertemos el agua con la levadura y amasamos un par de minutos.

4. Incorporamos el aceite y el huevo. Seguimos amasando hasta obtener una masa no pegajosa de textura lisa.

5. Colocamos la masa en un cuenco aceitado y tapamos con un trapo. Dejamos que la masa leve hasta doblar su volumen.

6. Cuando la masa haya doblado su volumen, la colocamos sobre una superficie enharinada y la aplastamos con ayuda de las manos para sacarle el gas.

7. Separamos la masa en 8 trozos del mismo tamaño. Simplemente tenéis que cortar la masa por la mitad, cada mitad volverla a separar en dos y dividir cada pedazo de masa una tercera vez.

8. Realizamos un bola con cada trozo y estirando del centro hacia los bordes, vamos elaborando discos de masa de unos 10-12 cm de diámetro que colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.

9. Espolvoreamos un poco de azúcar sobre cada torta y las dejamos reposar hasta que doblen su volumen.

10. Volvemos a espolvorear un poco de azúcar sobre cada torta y las horneamos a 200ºC durante 10-12 minutos.

11. Cuando las tortas estén doradas, las sacamos del horno y volvemos a espolvorear un poco de azúcar. Procurad no cocerlas demasiado o se quedarán duras en cuanto se enfríen.

Es asombroso cómo unos cuantos ingredientes y un poco de calor pueden dar como resultado algo tan especial como estas tortas coronadas con azúcar. Es un endulzado recuerdo de nuestra infancia que se hemos conseguido traer a nuestro presente. Os animamos a que vosotr@s también las elaboréis en casa para que podáis disfrutar de toda una experiencia tradicional.

Consejos:

· Como siempre, os recordamos que el tiempo de levado de la masa depende de la temperatura ambiente. El proceso puede durar desde un par de horas hasta toda la noche. Os recordamos que realicéis una foto a la masa junto al comienzo del reposo y vayáis comparando para acertar con el tiempo de levado.

· Recordad precalentar el horno a la temperatura correcta antes de introducir las tortas para el horneado.

· Para conservar las tortas blandas durante más tiempo, os recomendamos guardarlas en una caja de lata o en un envase de cristal bien cerrado.

Recetas

Pastas de té

Cuant@s de vosotr@s no ha sufrido la decepción de abrir una caja de lata de galletas danesas y encontrar que estaba llena de otra cosa (sobre todo hilos). A nosotras nos ha pasado en más de una ocasión y es bastante frustrante. Pero siendo reposteras, la solución a esa situación la teníamos al alcance la mano. Tan sólo teníamos que preparar nuestras propias pastas de té.

La receta que os dejamos a continuación es realmente fácil de elaborar y con ella conseguiréis unas pastas de té deliciosas y con una textura perfecta. Además, les hemos dado una bonita forma de rosas para no sólo deleitarnos con su sabor sino también con su aspecto. Perfectas para las meriendas más elegantes o simplemente para satisfacer nuestros deseos azucarados.

Ingredientes:

  • 250 gr de mantequilla reblandecida
  • 225 gr de harina
  • 75 gr de icing sugar
  • 75 gr de harina de maíz
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ralladura de 1 naranja

Paso a paso:

1. Colocamos la mantequilla en un bol y la batimos hasta obtener una pasta.

2. Agregamos los dos tipos de harina y el icing sugar. Batimos durante un par de minutos para que los ingredientes se vayan integrando.

3. Vertemos el extracto de vainilla y seguimos batiendo un poco más.

4. Incorporamos la ralladura de naranja y mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa compacta.

5. Introducimos una boquilla de estrella en una manga pastelera y forramos una bandeja de horno con papel vegetal.

6. Rellenamos la manga con la masa y vamos elaborando rosas de masa de unos 5 cm de diámetro sobre el papel vegetal (dejando unos 2 cm de separación entre cada una). Tan sólo tenéis que realizar un movimiento en espiral (del centro hacia afuera) para conseguir una bonita rosa de masa.

7. Introducimos la bandeja en el horno y horneamos unos 12 minutos a 180ºC.

8. Sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar las pastas casi por completo antes de pasarlas, con mucha delicadeza, a una rejilla.

Os aseguramos que no os arrepentiréis de preparar estas pastas. Podéis acompañarlas con el clásico té, o con una taza de café o chocolate caliente. También, simplemente, podéis devorarlas sin más. Aunque estas pastas tienen un grave problema y es que no podréis comer sólo una.

Consejos:

· Es recomendable tamizar siempre ingredientes como la harina o el icing sugar. De esta forma la mezcla de los ingredientes será más fácil y el resultado inmejorable.

· En lugar de utilizar extracto de vainilla y ralladura de naranja, podéis usar cualquier otro aroma o ralladura.

· La masa obtenida es bastante densa. Si el ambiente de trabajo es frío, necesitaréis darle calor a la masa antes de trabajar con ella (de lo contrario os resultará muy complicado elaborar las rosas).

· Podéis utilizar un adaptador de boquilla para evitar que la presión de la masa haga salir disparada la boquilla.

· Para conseguir rosas del mismo tamaño, podéis dibujar círculos en el papel vegetal con ayuda de un cortador redondo. Recordad darle la vuelta al papel para que la parte pintada no entre en contacto con la masa.

· Os recomendamos introducir la bandeja con las rosas de masa en la nevera unos 5-10 minutos antes de hornear. De esta manera, conseguiréis que la masa conserve mejor la forma durante el horneado.

· El horno tiene que estar caliente, a la temperatura óptima, antes de introducir la bandeja con las pastas.