Recetas

Chocolate blanco con pasta de pistacho

Las tabletas de chocolate preparadas en casa tienen un sabor único e insuperable. Además, preparar nuestro propio chocolate nos permite añadirle el sabor que más nos apetezca según la ocasión. Pues bien, dado que a nosotras los pistachos nos vuelven locas, hemos decidido elaborar este espectacular chocolate blanco relleno con pasta de pistacho.

Dulcemente crujiente por fuera gracias al chocolate blanco y con el interior refrescante del coco y con el toque característico del pistacho. Una combinación de sabores y texturas que parece destinada a llevarse bien y hacernos sentir una explosión de placer en el paladar. El toque final perfecto para cualquier cena o comida, sobre todo en estas fechas que se acercan.

Ingredientes (para dos moldes):

Paso a paso:

1. Troceamos los pistachos pelados con ayuda de un cuchillo bien afilado. Reservamos.

2. En un cazo al baño María, calentamos las claras con el azúcar. Removemos hasta que el azúcar se haya disuelto.

3. Apagamos el fuego y añadimos la harina de coco y los pistachos troceados. Con ayuda de una espátula, mezclamos todos los ingredientes. Dejamos enfriar la pasta antes de utilizarla.

4. Derretimos las gotas de chocolate y lo atemperamos (consulta el proceso aquí).

5. Distribuimos el chocolate atemperado en los moldes para turrón, escurriendo el exceso. Ten en cuenta que queremos lograr una capa de chocolate (no demasiada gorda) tanto en la base como en los lados del molde.

6. Introducimos los moldes en la nevera unos 15 minutos para que el chocolate se endurezca antes de continuar.

7. Una vez endurecida la primera capa de chocolate, sacamos los moldes de la nevera y extendemos la pasta de pistachos que teníamos enfriando. Apretamos con cuidado pero enérgicamente para compactar bien la pasta. Recordad que tenéis que dejar unos 3-5 mm de molde sin pasta para la última capa de chocolate.

8. Refrigeramos de nuevo al menos 30 minutos antes de terminar.

9. Volvemos a atemperar el chocolate que nos había sobrado y vertemos una capa sobre los moldes hasta cubrir la pasta de pistachos, procurando cubrir también los bordes.

10. Dejamos los moldes en la nevera 1 hora aproximadamente.

11. Desmoldamos el chocolate con delicadeza y los dejamos unos minutos antes de consumir para que adquieran temperatura ambiente.

Os podemos asegurar que este chocolate con pistacho no os dejará indiferente y que un único bocado no será suficiente. Nosotras tenemos que admitir que tan sólo día después de preparar estas tabletas ya nos habíamos comido una entera. Pero es que no sólo está realmente bueno, sino que también es un sabor tan navideño.

Consejos:

· Podéis sustituir la harina de coco por harina de almendra si os resulta más fácil de conseguir. En ese caso, quizás tendréis que utilizar tan sólo 2 claras de huevo en lugar de 3.

· Si os gusta más el chocolate negro, también podéis cambiar este ingrediente y utilizar gotas de chocolate negro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.