Recetas

Chocolate con naranja confitada

Unas Navidades sin un buen chocolate casero no son unas fiestas completas. A nosotras nos encanta experimentar con los diferentes ingredientes que le añadimos a nuestras tabletas (prueba de ello es la variedad de sabores que podéis encontrar en nuestro blog), aunque este año nos hemos quedado con una combinación de sabores muy tradicional para elaborar este chocolate con naranja confitada.

Pero no nos hemos limitado a poner una capa de chocolate y otra de naranja, sino que hemos rellenado esta tableta con una deliciosa capa de mousse aromatiza. Imaginad el mordico perfecto al mezclar un exterior crujiente y un interior suave y cítrico. Es una sensación tan agradable que un solo bocado os sabrá a poco.

Con los ingredientes que os facilitamos se obtienen dos tabletas de chocolate de unos 20 cm de longitud y 2 cm de alto.

Ingredientes naranjas:

  • 2 naranjas (aprox. 270 gr)
  • 270 ml de agua
  • 320 gr de azúcar

Paso a paso naranjas:

1. Limpiamos muy bien las naranjas y las cortamos en rodajas de unos 5 ml de grosor.

2. En un cazo, calentamos a fuego suave, durante unos 75 minutos aproximadamente, el agua junto con las rodajas de naranja y el azúcar. Removemos con mucha delicadeza de vez en cuando.

3. Pasado el tiempo de cocción, sacamos las rodajas de naranja del cazo y las dejamos escurrir sobre una rejilla. Reservamos el almíbar en el cazo.

Ingredientes chocolate:

Paso a paso chocolate:

1. Derretimos el chocolate negro y lo atemperamos (consulta aquí). Si fuese necesario podemos utilizar un poco de manteca de cacao para darle una consistencia más líquida.

2. Vertemos unas tres cucharadas de chocolate en cada uno de los moldes para turrón y lo distribuimos bien por toda la superficie, incluidos los laterales del molde.

3. Dejamos escurrir el exceso de chocolate colocando el molde boca abajo sobre un plato hondo.

4. Limpiamos los bordes del molde del chocolate escurrido y lo introducimos en la nevera para que se endurezca la capa de chocolate.

Ingredientes mousse:

Paso a paso mousse:

1. Introducimos la hoja de gelatina en un cuenco con agua y dejamos que se hidrate.

2. Calentamos la mitad de la nata y la vertemos sobre las gotas de chocolate que hemos colocado en un bol.

3. Removemos bien el chocolate hasta que se haya derretido por completo. Si fuese necesario podéis poner el bol al baño María para terminar de derretir el chocolate.

4. Escurrimos la gelatina y la añadimos al chocolate aún caliente para que se incorpore correctamente.

5. Montamos la otra mitad de la nata hasta que forme picos suaves y la añadimos al chocolate con movimientos envolventes.

6. Incorporamos las cucharaditas del almíbar que teníamos reservado de las naranjas confitadas y mezclamos.

Montaje:

1. Sacamos el molde bañado de chocolate de la nevera y vertemos sobre él la mousse, procurando dejar algo más de 5 ml hasta el borde del mismo.

2. Dejamos que se cuaje la mousse en la nevera unos 30 minutos aproximadamente antes de continuar.

3. Colocamos las rodajas de naranja sobre la mousse, apretando suavemente. Según el tamaño de vuestras rodajas entrarán más o menos en el molde.

4. Vertemos chocolate atemperado sobre las naranjas hasta cubrirlas por completo (es decir, hasta el borde del molde).

5. Introducimos el molde en la nevera y dejamos enfriar unos 45 minutos antes de desmoldar y servir.

6. Al servir este chocolate podéis colocar un par de rodajas de naranja confitada en la superficie. El contraste de colores quedará realmente bien. Para que las rodajas se queden fijas podéis utilizar un poco de chocolate derretido como pegamento.

Es el chocolate perfecto para aquellas personas amantes de los sabores intensos. Sabéis que nosotras no somos muy chocolateras, sin embargo, ambas tabletas desaparecieron en pocos días. Y es que cada ingredientes combina a la perfección con el resto, tanto en sabor como en textura.

Consejos:

· Atemperar el chocolate es muy importante para que éste adquiera un bonito color brillante y que no se derrita en las manos nada más tocarlo.

· Una de las razones por las que se cuecen las rodajas de naranja en el agua con el azúcar es para que la cáscara se ablande. Por lo que, si pasado el tiempo estipulado de cocción, las cáscaras siguen estando duras dejaremos cocer unos 15 minutos más.

· Las rodajas que os sobren, podéis conservarlas dentro del almíbar en un envase bien cerrado en la nevera.

· Si vais a regalar este chocolate, una bonita caja que se ajuste al tamaño de nuestra tableta siempre es la mejor opción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.