Recetas

Flaó

¡En mi casa el flaó vuela! Y ¿qué es el flaó (o flaón)? Pues se trata de un pastel de queso fresco y hierbabuena, típico de Ibiza, elaborado básicamente con huevos, queso, anís y hierbabuena. Su preparación es sencilla y su sabor, muy fresco.

Aunque se pueden encontrar muchas variaciones de la receta en internet, ésta que os traemos es la que siempre ha hecho mi madre desde que se la dio la hermana de mi abuelo.

Ingredientes:

Preparación:

Primero, hacemos la masa. Mezclamos en un bol el aceite de oliva, el anís, la manteca de cerdo y el anís en grano. Podemos usar una batidora de varillas para conseguir que la manteca quede integrada.

Añadimos la harina y movemos con una cuchara. El resultado es una masa aceitosa, pero que no se pega.

El siguiente paso es extender la masa sobre un molde redondo bajo. Hemos utilizado papel de horno para cubrir el molde, aunque se puede poner la masa directamente sobre él utilizando spray desmoldante.

Colocamos la masa en el centro del molde y vamos estirando con los dedos hacia los bordes. Debemos intentar que toda la superficie quede cubierta de forma homogénea, sin que se nos hagan agujeros en la masa.

¡Ya tenemos la base! Ahora preparamos el relleno. Ponemos en un bol el azúcar y la hierbabuena y picamos con la batidora. La cantidad de hierbabuena se puede variar en función del gusto de cada uno. Añadimos los huevos y el queso fresco (de vaca o de oveja, pero que tenga bastante sabor) y batimos hasta conseguir una especie de puré de color verdoso. Lo vertemos con cuidado en el molde forrado con la masa.

Con la precaución de que no se nos derrame por el camino, ponemos el molde en el horno precalentado y horneamos a 180ºC durante unos 40 minutos.

Para saber si el pastel está listo, basta con pinchar un palillo. Si sale limpio, podemos sacarlo del horno. Una vez horneados, los dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez que el pastel esté completamente frío, espolvoreamos por encima un poco de icing sugar y decoramos con unas hojas de hierbabuena.

Esta receta es ideal para hacer en verano. No se tarda apenas nada en elaborar ni la masa ni el relleno y tampoco requiere demasiado tiempo de horneado.

¡No os podéis ni imaginar el olor a hierbabuena que sale de la cocina cuando se hornea! La textura y el sabor tan original que tiene este pastel son realmente espectaculares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.