Recetas

Galletas de chocolate craqueladas

Las galletas, en cualquiera de sus formas y sabores, son nuestro postre favorito. Por eso, siempre estamos experimentando con nuevas recetas y sabores. En esta ocasión, hemos escogido unas galletas de chocolate craqueladas que endulzan ellas solas cualquier día del año.

Su textura abizcochada es insuperable y su intenso sabor a cacao hacen a estas galletas irresistibles. Además, son tan sencillas y divertidas de elaborar, que no sólo disfrutarás degustándolas, sino también preparándolas 🙂 Te animamos a que experimentes también tú en estos días de noviembre.

Ingredientes:

  • 200 gr de azúcar
  • 90 ml de aceite
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de vainilla en pasta
  • 270 gr de harina
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 60 gr de cacao en polvo tamizado
  • icing sugar (para rebozar)

Paso a paso:

1. En un bol, mezclamos el azúcar y el aceite.

2. Añadimos los huevos, uno a uno, y batimos para que se integren bien.

3. Incorporamos la vainilla y volvemos a batir.

4. Agregamos la harina, la levadura, la sal y el cacao y mezclamos con ayuda de una espátula hasta obtener una masa bien integrada.

5. Refrigeramos la masa durante al menos 1 hora. Procurad cubrir el bol con papel transparente para evitar que adquiere olores de la nevera.

6. Cuando la masa haya cogido algo de cuerpo la sacamos de la nevera y preparamos las galletas. Para ello, con ayuda de una cuchara para helado, hacemos bolitas de masa (no más grandes que una nuez) y las rebozamos en icing sugar.

7. Retiramos el exceso de icing sugar golpeando las bolitas entre nuestras manos (no os preocupéis si ahora ya parecen más discos que bolas) y las colocamos en una bandeja para horno forrada con papel vegetal. Dado que las galletas crecerán en el horno, hay que dejar unos 3 cm entre ellas para que no se peguen.

8. Horneamos a 180ºC durante 10 minutos aproximadamente.

9. Sacamos la bandeja del horno y dejamos que las galletas se templen durante un par de minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Son perfectas para acompañar cualquier desayuno o merienda. Una explosión de sabor dulce y chocolateado que se convierte en nuestra boca en una sensación única que tendréis que repetir en más de una ocasión. Además, podéis preparar estas galletas con l@s más pequeñ@s de la casa y dejar que comiencen sus primeros pasos en el mundo de la repostería.

Consejos:

· El cacao en polvo tiende a apelmazarse, por lo que os recomendamos tamizarlo antes de añadirlo a la mezcla para evitar que nos queden indeseables grumos.

· No os preocupéis si la masa os queda un tanto líquida. No es una masa de galletas al uso, por lo que ha de quedar pegajosa y un tanto cremosa.

· Si tamizamos el icing sugar antes de rebozar en él las bolitas de masa, el resultado será mucho mejor.

· En cuanto coloquemos las bolitas de masa en la bandeja empezarán a expandirse un poco, por lo que debemos trabajar relativamente rápido y tener el horno precalentado y listo a 180ºC en cuanto tengamos las bolitas preparadas para hornear.

· El tiempo exacto de horneado dependerá de lo grande que hayamos elaborado las bolitas de masa (cuanto más grandes más tiempo de horneado). Pero siempre, tenéis que tener en cuenta que las galletas tienen que estar tiernas al tocar la superficie justo antes de sacarlas del horno.

· Es importante conservar estas galletas protegidas del aire en una caja, ya que podrían ponerse duras antes de lo deseado, perdiendo parte del encanto que las caracteriza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.