Recetas

Galletas de chocolate para Halloween

Puede haber murciélagos alegres, fantasmas alelados, arañas tontorronas, gatos con cara de pócker y calabazas juguetonas. Los iconos de Halloween pueden ser terroríficos o entrañables, depende del gusto de cada uno. Y eso, precisamente, es lo bueno que tiene hacer las cosas por uno mismo. Hay pocos límites con los materiales adecuados y, por suerte, cada vez hay más variedad y están más a mano.

En La guinda Florinda hemos preparado estas galletas de Halloween, que han ido directamente a decorar nuestro escaparate. Bueno, solo unas cuantas, porque la mayoría nos las hemos ido comiendo en casa…

Para darles un aspecto más oscuro, hemos preparado una masa de galletas de chocolate, que es nuestra preferida. Os aseguramos que no decepciona. Si no os gusta mucho el chocolate, tenéis también tenéis la receta de galletas de mantequilla. Las de chocolate se preparan del siguiente modo:

Ingredientes: 

Preparación:

1. Tamizamos la harina junto con el cacao en polvo y reservamos.

2. Batimos la mantequilla con el azúcar extrafino a velocidad baja hasta que quede todo integrado.

3. Añadimos el huevo y la yema ligeramente batidos y el saborizante.

4. Con la batidora en marcha a velocidad baja, vamos añadiendo cucharada a cucharada la harina y el cacao tamizados. Si nuestra batidora no tiene demasiada potencia, es probable que tengamos que acabar el proceso amasando con las manos, ya que la masa es bastante dura y se quedará como desmigada.

5. Dividimos la masa en dos partes más o menos iguales y preparamos 4 hojas de papel vegetal. Ponemos cada bola sobre uno de los papeles vegetales y aplastamos un poco la masa con las manos. Colocamos el otro papel encima y estiramos con el rodillo hasta que la superficie quede completamente lisa. Lo ideal es que la masa tenga un grosor aproximado de 5-6 mm. Hacemos lo mismo con la otra bola de masa.

6. Dejamos enfriar en el frigorífico las planchas de masa de galleta durante unas tres horas (si es un poco más, mejor). Pasado este tiempo, sacamos una de las planchas y cortamos con nuestros cortadores. Cuando hayamos horneado la primera tanda, seguimos con la segunda plancha. Con los recortes que nos sobren formamos una bola de masa, la volvemos a estirar y enfriar y repetimos el proceso de corte y horneado.

7. Horneamos las galletas sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal durante unos 10-12 minutos a 180ºC (previamente habremos precalentado el horno). Cuando los bordes de la galleta comiencen a dorarse un poco, las sacamos y las dejamos reposar sobre una rejilla. Cuando estén completamente frías, podemos ponernos a decorar.

Para la decoración, hemos teñido la glasa real con colorantes en gel negro, naranja y verde.

Hay quien también añade colorante blanco a la glasa para conseguir un blanco supernuclear.

Hemos utilizado dos consistencias para la glasa: una más dura para el delineado, aplicada con la boquilla número 2 y otra más fluida para el relleno, que hemos distribuido con un biberón. Es bueno que tengamos un punzón a mano para explotar las burbujitas de aire que vayan saliendo a la superficie.

Para algunos detallitos pequeños como los ojos de estos fantasmas o los colmillos de los murciélagos, hemos usado la boquilla número 1. Debemos añadir los detalles finales una vez que la glasa que pusimos como base esté completamente seca.

Y la boquilla de césped nos ha servido para dibujar la hierba de las tumbitas.

Y nuestra preferida, la araña tontorrona.

Os animamos a preparar esta receta de galletas. Lo bueno es que podemos hacer nuestras galletas hoy mismo y conservarlas hasta unos días antes de Halloween. Lo ideal es guardarlas en una lata de metal, separadas por capas de papel de cocina o envueltas individualmente en bolsas de celofán. ¡Un detalle perfecto para un día terrorífico!

6 Comments

  • Reply

    Rocío

    11 octubre, 2017

    Hola,me gustaría saber cómo se consigue el color negro d la glasa xq con colorante negro se queda gris.
    Gracias

    • Reply

      La guinda Florinda

      11 octubre, 2017

      Hola Rocio, el color negro de la glasa se consigue con colorante alimenticio, aunque todo depende de la marca que utilices. Nosotras te recomendamos los colorantes ProGel de Rainbow Dust (https://goo.gl/XS6gqk). Aún así, todos los colorante suben un poco de tono si los dejas reposar un poco (si te pasas al echarle colorante, puede que el colorante se separe de la glasa al poco tiempo). Esperamos haberte servido de ayuda. Un saludo.

  • Pingback: Galletas navideñas con papel de azúcar | La guinda Florinda

  • Pingback: Galletas navideñas decoradas con papel de azúcar | La guinda Florinda

  • Reply

    Elena

    24 octubre, 2013

    Hola, me encanta la receta, ¿me puedes decir para cuanta cantidad de galletas es aproximadamente? y cual de las dos recetas que tienes de chocolate es mejor, ¿esta o la de galletas de chocolate con el dibujo de un esqueleto de glasa? Gracias

    • Reply

      La guinda Florinda

      4 noviembre, 2013

      Hola Elena, con las cantidades que aparecen en esta receta puedes sacar aproximadamente 30-35 galletas, dependiendo del tamaño del cortador que utilices. No sé a qué otra receta te refieres. De chocolate solo hemos publicado esta. Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.