Recetas

Galletas de avena y mantequilla de arce

Hace un par de meses, una amiga nos trajo mantequilla de arce de un viaje que hizo a Canadá y llevamos desde entonces buscando una receta en la que poder integrarla porque tiene un sabor dulce y cremoso espectacular. Hoy, por fin, después de una exhaustiva búsqueda, podemos compartir con vosotr@s esta receta de galletas de avena y mantequilla de arce.

A nosotras las galletas de avena nos encantan, pero con la mantequilla de arce están irresistibles. Sabemos que es un ingrediente difícil de encontrar aquí en España, pero no os preocupéis porque os damos un par de sustitutos para que la receta salga igual de bien. Además, estas galletas no llevan huevo en su elaboración, por lo que viene genial para l@s alérgic@s e intolerantes.

Ingredientes:

  • 100 gr de copos de avena
  • 75 gr de coco rallado
  • 100 gr de harina
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Una pizca de sal
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 65 gr de mantequilla de arce (se puede sustituir por sirope de arce o miel ecológica)
  • 120 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de agua hirviendo

Paso a paso:

1. Colocamos en un bol los ingredientes secos (avena, coco, harina, bicarbonato, canela, sal y azúcar) y los mezclamos con ayuda de una espátula.

2. En un cazo, derretimos las dos mantequillas a fuego suave. Mientras, podemos ir calentando el agua hasta que hierva.

3. Agregamos la mantequilla derretida a los ingredientes secos y removemos con suavidad para que se mezclen un poco.

4. Vertemos el agua hirviendo y mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados.

5. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal.

6. Elaboramos bolas de masa, del tamaño de una nuez grande aproximadamente, y las colocamos sobre la bandeja con el papel.

7. Aplastamos suavemente las bolas de masa hasta obtener discos de un centímetro de grosor, más o menos. Debemos dejar espacio entre cada galleta para evitar que se peguen en el horno.

8. Horneamos a 180ºC durante unos 12-14 minutos.

9. Sacamos la bandeja del horno y dejamos las galletas templar un par de minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Estas galletas tienen un problema, y es que, cuando las probéis, no podréis evitar la tentación de buscar un billete de avión a Canadá para comprar toneladas de mantequilla de arce 😉 Y además, no resultan nada empalagosas, ya que el coco aporta una frescura perfecta.

Consejos:

· La mantequilla de arce es bastante densa y pegajosa, por eso, aquello con lo que la vayamos a sustitur tiene que poseer similares características. De ahí que os recomendemos miel ecológica, que es más densa (y tiene un sabor más intenso) que la miel normal que venden en los supermercados.

· Recordad precalentar el horno a la temperatura adecuada antes de introducir la bandeja con las galletas.

· El tiempo de horneado dependerá del tamaño (sobre todo el grosor) de las galletas. Así que si las hacéis más gruesas, recordad dejarlas en el horno un par de minutos más.

· Es muy importante que tengáis en cuenta que al sacar las galletas del horno, éstas deben estar blanditas al tacto. Al enfriarse será cuando adquieran su textura crujiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.