Otros

Galletas tarta para cumpleaños

Hace unos días, quienes pasasteis por la tienda a hacernos una visita, nos visteis decorando unas galletas con glasa. Pues bien, el resultado han sido galletas con forma de tarta. Aunque en algunos momentos parecía que el diseño no iba a quedar todo lo bien que esperábamos, al final, concretamos un par de modelos que quedaron la mar de resultones: uno en color blanco y otro en amarillo.

Este cortador tiene una forma similar al utilizado por Patricia Arribálzaga en uno de sus proyecto del libro Cupcakes, cookies y macarrons de Alta Costura. Sin duda, un libro estupendo, lleno de ideas, recetas apetitosas, una maquetación y fotos muy cuidadas y, sobre todo, muy inspirador. ¡Muy recomendable para los amantes del detalle y la perfección!

Hace tiempo que tenía este proyecto en mente, y viendo que se acercaba el cumpleaños de mi madre y que una batidora-picadora (por muy moderna y potente que sea) no le iba a hacer mucha ilusión, surgió esta idea. Pensé que sería una buena idea regalarle una caja de galletas que pudiera disfrutar con sus antiguas compañeras de trabajo en su café del mes. Y como madre no hay más que una, dedicamos un par de tardes en La guinda Florinda a decorar estas galletas.Y así quedaron; pequeñas tartas de cumpleaños decoradas con todo el cariño y dedicación de las chicas de La guinda Florinda (entre dos, se trabaja mejor).

¡Ay, nuestras madres! ¡Si es que os echamos de menos, y os lo merecéis todo! (ciber beso sentimental para nuestras madres).

Para decorarlas, utilizamos preparado para Royal Icing, colorantes en gel marrón y amarillo para teñir la glasa, un poco de fondant blanco para hacer las florecillas, a las que dibujamos un puntito amarillo en el centro ayudándonos de un palillo de dientes mojado en colorante amarillo, y una perlita de azúcar para decorar la flor del pedestal.

Para terminar, las metimos en bolsas de celofán y cerramos con un lazo rosa.

Después, las colocamos todas en una caja con ventana para 12 minicupcakes, envueltas en papel de seda y un lazo de raso para terminar. El paquete quedo muy elegante, ¿no creéis?

Objetivo cumplido: sonrisa de oreja a oreja de mi madre, y muestra orgullosa del regalo a cada una de las visitas que recibió por su cumpleaños. ¡Perfecto!

3 Comments

  • Reply

    Anónimo

    14 agosto, 2013
  • Reply

    Rocio

    17 julio, 2013

    Están preciosas como todo lo que hacéis …. Felicidades a esas madres ♥♥♥♥

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.