Recetas

Monkey bread

Hace tiempo le teníamos un miedo atroz a todos aquellos dulces que tuvieran proceso de levado durante su elaboración. Huíamos como de la peste de todas aquellas recetas en las que hubiese que amasar y levar. Sin embargo, gracias a nuestra experiencia (y a la pérdida absoluta al miedo a la repostería), hemos descubierto que todo es más fácil de lo que parece si te pones en serio con ello. Y un ejemplo de ello ha sido este estupendo monkey bread.

Siempre que veíamos la receta de este pan de mono se nos encendía una bombilla interior, pero nunca nos habíamos atrevido a probarlo. Sin embargo, tras nuestra agradable experiencia con el roscón de reyes y el panettone, decidimos que este esponjoso postre no se os iba a resistir. Y viendo el resultado, nos alegramos enormemente de haberlo probado. Y por eso os animamos a vosotr@s a probarlo también.

Ingredientes masa:

  • 480 gr de harina
  • 55 gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura seca de panadería
  • 1 cucharadita de sal
  • 180 ml de leche entera
  • 55 ml de agua
  • 55 gr de mantequilla
  • 1 huevo

Paso a paso masa:

1. En un cuenco, juntamos la leche, el agua y la mantequilla. Calentamos hasta que la mantequilla esté derretida, pero procurando que la mezcla no se caliente demasiado. Reservamos.

2. Colocamos en un bol 3/4 partes de la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Mezclamos bien los ingredientes secos y añadimos la mantequilla derretida en la leche que teníamos reservada.

3. Agregamos el huevo e integramos todos los ingredientes con una pala de amasado.

4. Incorporamos el resto de la harina y seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, no pegajosa, con la que poder formar una bola. Si fuese necesario, añadir algo más de harina.

5. Pasamos la masa a una mesa en la que hemos espolvoreado un poco de harina y amasamos unos 5-8 minutos.

6. Formamos una bola de masa y la cubrimos con un trapo. Dejamos reposar unos 10 minutos antes de continuar.

Ingredientes rebozado:

  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharada de canela molida
  • 100 gr de mantequilla derretida

Paso a paso rebozado:

1. En un cuenco, mezclamos el azúcar junto con la canela. Reservamos.

2. Cortamos la masa que estaba reposando para conseguir trozos del tamaño de una nuez aproximadamente. Podéis dividir la masa por la mitad, cada mitad dividirla de nuevo en dos y así sucesivamente hasta obtener el tamaño deseado.

3. Realizamos bolitas con cada trozo de masa. No es necesario que queden totalmente redondas ni que todas tengan el mismo tamaño.

4. Introducimos una bolita en la mantequilla derretida, para que se impregne bien, y después en la mezcla de azúcar y canela, procurando que quede bien cubierta.

5. Colocamos la bolita rebozada en un molde para angel food engrasado con spray antiadherente. Repetimos la operación de rebozado con cada bolita hasta tenerlas todas colocadas en el molde.

6. Cubrimos el molde con un trapo de cocina y dejamos que las bolitas doblen su tamaño (aproximadamente 1 hora).

7. Retiramos el trapo y horneamos el monkey bread a 180ºC durante unos 25-30 minutos.

8. Cuando esté listo, sacamos el molde del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.

9. Podéis rociar la superficie del monkey bread con un poco de glaseado de azúcar. Tan sólo tenéis que mezclar bien unos 40 gr de azúcar con una cucharadita de agua.

Su cobertura crujiente que da paso a un esponjoso bocado es alucinante. Y el toque de canela es el punto perfecto. Además, no es nada complicado de elaborar, como habréis podido comprobar, y comerlo es un placer. Podéis servir porciones de monkey bread a vuestr@s invitad@s o bien presentarlo de una sola pieza y que cada persona vaya cogiendo trozos a pellizcos.

Consejos:

· También podéis realizar esta receta a mano, sin pala de amasado. En ese caso, tened en cuenta que se tardará un poco más en conseguir la textura adecuada en la masa.

· Tened en cuenta que la masa duplicará su volumen, por lo que es recomendable utilizar un molde grande para dejar espacio al monkey bread al crecer. Nosotras hemos utilizado un molde para angel food, pero también podéis utilizar un molde para bundt o incluso una bandeja rectangular.

· Recordad precalentar el horno a la temperatura óptima antes de introducir el molde en el horno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.