Recetas

Pan de molde casero

A nosotras siempre nos ha gustado mucho elaborar pan casero. Hicimos nuestros pinitos, hace ya algunos años, de la mano de Su de webos fritos y, quedamos tan encantadas, que hemos ido probando diferentes formas y combinaciones de ingredientes. Sin embargo, nunca antes habíamos preparado pan de molde en casa. Hasta hoy.

Hemos buscado mucho hasta dar con la receta perfecta, pero por fin, parece que la hemos encontrado. De elaboración sencilla y relativamente rápida (hay que respetar siempre los períodos de levado), este pan de molde es la mezcla perfecta entre textura y sabor. No querréis volver a comprar pan de molde en vuestra vida 🙂

Ingredientes:

  • 360 gr de harina
  • 115 gr de leche
  • 115 gr de agua caliente
  • 55 gr de mantequilla derretida
  • 25 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de levadura seca de panadería
  • 1 1/4 cucharadita de agua caliente

Paso a paso:

1. Disolvemos la levadura en la cucharadita y cuarto de agua y reservamos.

2. Mezclamos la leche con el agua caliente y reservamos.

3. En un bol, combinamos la harina con la sal y el azúcar.

4. Agregamos la mantequilla derretida, la leche con el agua y la levadura diluida. Amasamos hasta que la masa comience a despegarse de los bordes del bol. Si lo hacéis a mano, no os preocupéis porque la masa esté un tanto pegajosa al principio, seguid amasando y conseguiréis la consistencia deseada.

5. Colocamos la masa sobre una superficie engrasada con spray antiadherente y amasamos durante 6 u 8 minutos hasta obtener obtener una textura suave y flexible. Si os engrasáis también las manos, el amasado será más fácil.

6. Volvemos a poner la masa en un bol engrasado y lo cubrimos con papel transparente. Dejamos que leve entre 1 o 2 horas, dependiendo del calor ambiente (a más calor, menos tiempo de reposo). No es necesario que la masa doble el volumen, sólo hay que dejar que la levadura comience a hacer su trabajo.

7. Situamos la masa de nuevo sobre una superficie engrasada y la aplastamos con los puños para quitarle el aire.

8. Formamos un tronco con la masa y la introducimos en un molde rectangular de 21 cm de largo, engrasado. Cubrimos el molde con papel transparente y dejamos que repose entre 60 y 90 minutos aproximadamente. La masa no debe sobrepasar el borde del molde.

9. Retiramos el papel transparente del molde y horneamos a 180ºC durante 30 minutos. Debe quedarnos la superficie de un tostado dorado y dura al tacto.

10. Dejamos templar unos 10 minutos el pan dentro del molde tras sacarlo del horno y desmoldamos. Esperamos que el pan se enfríe por completo sobre una rejilla antes de cortarlo.

Ya sea tostado o al natural, untado con mermelada o Nocilla, o formando parte de un apetecible sandwich de pavo, este pan de molde os encantará.

Consejos:

  • Ya os hemos comentado anteriormente que, cuando se trata de amasar, las manos limpias son fundamentales. No sólo por cuestiones higiénicas, sino porque también evita que las masas se peguen a nuestras manos. No dudéis si tenéis que parar unos segundos, durante el amasado, para lavaros un poco las manos y continuar.
  • Recordad precalentar el horno a 180ºC antes de introducir el molde.
  • Si al sacar el molde del horno, éste suena a hueco cuando golpeáis su base, es que el pan ya está listo.
  • Como cualquier otro pan, el aire hará que se endurezca pronto y la humedad puede provocar la aparición de moho. Por eso, os recomendamos que conservéis el pan de molde en una bolsa de plástico y lo consumáis en un plazo máximo de unos 5 días. También podéis cortarlo en rebanadas y congelarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.