Recetas

Pan de zanahoria y semillas de amapola

Elaborar pan casero es una de las mejores sensaciones que puedes experimentar en cocina. Sobre todo porque la masa de pan admite casi cualquier tipo de aditivo, lo que hace que cada pan que preparamos sea único. Como este pan de zanahoria y semillas de amapola que hemos elaborado para amenizar nuestras cenas.

La receta la hemos adaptado del blog Cherrytomate donde podréis encontrar multitud de recetas dulces y saladas para inspiraros y llenar vuestra cocina de sabor y color. Porque el pan no sólo tiene sitio en nuestra mesa como acompañamiento, sino que puede convertirse en el protagonista indiscutible.

Ingredientes:

  • 120 gr de agua caliente
  • 2 cucharaditas de levadura seca de panadería
  • 5 gr de mantequilla derretida
  • 120 gr de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 200 gr de zanahorias
  • 4 cucharaditas de semillas de amapola
  • 260 gr de harina
  • 200 gr de harina de fuerza
  • aceite de oliva suave (o aceite de girasol)

Paso a paso:

1. Rallamos las zanahorias y las dejamos escurrir sobre papel de cocina.

2. En un bol, disolvemos la levadura en el agua caliente y dejamos reposar unos 5 minutos.

3. Añadimos la mantequilla, la leche, la sal y el azúcar y mezclamos.

4. Incorporamos la zanahoria rallada y 2 cucharaditas de semillas y volvemos a mezclar.

5. Agregamos la mitad de los dos tipos de harina y las integramos con ayuda de una espátula.

6. Añadimos el resto de la harina (normal y de fuerza) y amasamos 10 minutos hasta obtener una masa homogénea, no pegajosa. Si la masa aún se pegase a las manos podemos añadir un poco más de harina.

7. Engrasamos un bol con aceite y dejamos reposar la masa durante más o menos una hora. Cubriremos el bol con un paño de cocina.

8. Pasados los 60 minutos, amasamos un poco la masa sobre una superficie de trabajo, aplastándola y doblándola sobre sí misma hasta hacer un rollo.

9. Colocamos la masa en un molde para pan que hemos engrasado con spray antiadherente.

10. Con un pincel de silicona, pintamos la superficie del pan con aceite y espolvoreamos 2 cucharaditas de semillas, que aplastamos suavemente para que se adhieran a la superficie.

11. Dejamos reposar la masa, cubierta por un trapo, una media hora.

12. Horneamos el pan a 180ºC durante 30 minutos aproximadamente.

13. Dejamos que se enfríe por completo en el molde antes de desmoldarlo.

Esponjoso, con ese toque tan único que le aporta la zanahoria, es perfecto para tomarlo sólo, a rebanadas, o acompañado con un poco de queso crema tipo Philadelphia. Os asombrará su textura, frescura e intenso sabor. Una delicia al alcance de todas las personas que deseen prepararlo.

Consejos:

· Tened en cuenta que la zanahoria aporta humedad a la masa, por lo que quizás necesitéis añadir más harina durante el amasado (dependerá de lo que hayan escurrido las zanahorias). Si utilizáis zanahoria rallada, en lugar de rallarla vosotr@s mism@s, vuestra masa quedará más seca, por lo que no debéis abusar de la harina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.