Recetas, Tutoriales

Tarta de calabaza con murciélagos de chocolate

¡Seguimos preparando recetas para Halloween! Esta vez hemos hecho tarta de calabaza decorada con murciélagos de chocolate. El resultado es un bizcocho muy jugoso que recuerda a las tartas de zanahoria, pero con sabor a calabaza, claro está.

Ingredientes bizcocho:

  • 200 gr de icing sugar
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 5 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 300 gr de harina
  • 1 cucharada de levadura
  • 200 gr de puré de calabaza
  • 1 cucharadita de canela molida

Preparación bizcocho:

0. Para preparar el puré de calabaza basta con hervir al vapor los trozos de calabaza pelada. Otra opción es ponerlos en una olla con un poco de agua hasta que los trozos estén blandos (unos 6-7 minutos). Si optamos por la segunda opción, debemos escurrir los trocitos para que suelten el excedente de agua. Una vez que tengamos la calabaza cocida, la trituramos con la batidora para conseguir una textura fina.

1. Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos un molde redondo de 20 cm de diámetro (si el vuestro es más grande, no pasa nada, sólo que nos saldrá más bajito el bizcocho) que rociamos con un poco de spray desmoldante.

2. Batimos la mantequilla con el icing sugar hasta que nos quede una mezcla cremosa. Mientras seguimos batiendo a velocidad baja, añadimos los huevos uno a uno, de modo que se vayan incorporando poco a poco. Agregamos la vainilla en pasta.

3. Tamizamos la harina con la levadura y la canela. Añadimos la mitad de la preparación y batimos a velocidad baja. Agregamos el puré de calabaza y, cuando se haya integrado, añadimos el resto de la mezcla de harina.

4. Llenamos nuestro molde con la masa del bizcocho y horneamos a 170ºC durante unos 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras se va enfriando el bizcocho, vamos preparando la crema de queso:

Ingredientes crema:

  • 400 gr de queso tipo Philadelphia
  • 180 gr de icing sugar
  • 200 gr de nata para montar fría

Preparación crema:

Montamos las nata con batidor eléctrico de varillas. Añadimos el queso y el icing sugar tamizado. Batimos hasta obtener una mezcla cremosa. Dejamos enfriar un par de horas en frigorífico.

Para la decoración de la tarta, hemos hecho unas piruletas de chocolate con forma de murciélago. Son muy fáciles de hacer y resultan ideales para la ocasión. Lo primero que debemos hacer es crear una plantilla con la forma de nuestras piruletas. Nosotros hemos cogido un cortador con forma de murciélago y, sobre un folio blanco, hemos dibujado la silueta.

La repetimos varias veces en el folio y lo colocamos sobre una bandeja. Encima le ponemos un papel de horno. Podéis descargar la plantilla que hemos hecho nosotras pinchando aquí.

Derretimos unos 200 gr de gotas de chocolate negro. Lo podemos hacer en el microondas o al baño maría. Si lo hacemos en el microondas, debemos tener la precaución de remover cada 30 segundos, para que no se nos queme el chocolate. Metemos el chocolate derretido en una manga pastelera.

Con cuidado de no quemarnos, vamos delineando la silueta de nuestro murciélago. Después, rellenamos la silueta. Para conseguir que la superficie quede lo más lisita posible, utilizamos un punzón o un palillo de dientes para deshacer los grumos que nos hayan quedado.

Una vez que tengamos nuestros murciélagos de chocolate, colocamos un palito para cakepops en la parte baja de nuestro murciélago. Encima del palito ponemos un poco de chocolate derretido con la manga para asegurarnos de que quede perfectamente integrado en la piruleta.

Dejamos enfriar en el frigorífico hasta que el chocolate quede totalmente solidificado. Los ojitos de los murciélagos los podemos hacer con un poco de fondant blanco y un rotulador comestible negro.

Ahora ya sólo nos queda hacer el montaje de la tarta. Lo primero será cortar por la mitad nuestro bizcocho con la ayuda de una lira y rellenarlo con la crema de queso que habíamos preparado.

Después, cubriremos nuestro bizcocho con la misma crema, tanto por arriba como por los bordes y refrigeramos.

Sacamos la tarta de la nevera y la cubrimos con otra capa de crema. Si la crema estuviese muy dura, podemos introducir la espátula en un vaso con agua caliente antes de aplicar la crema para ablandarla un poco.

Sacamos las piruletas del frigorífico y las clavamos en la tarta. Podemos terminar colocando una guirnalda casera hecha con pajitas, cola de ratón y triángulos de cartulina que pegaremos con pegamento a la cuerda.

¡Un postre perfecto para Halloween!

2 Comments

  • Reply

    Maria Pacheco

    26 octubre, 2013

    Mmmmmmmm tiene una pinta deliciosa! Y no parece muy complicado! A ver si me animo y saco tiempo para hacerla! Muac

    • Reply

      La guinda Florinda

      4 noviembre, 2013

      Gracias, María! No es nada complicado. La decoración de las piruletas de murciélagos se puede sustituir por otra más sencillita si no tienes mucho tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.