Tutoriales

Tarta Monstruo de crema

Una fiesta en casa de una persona amante de la repostería no puede celebrarse sin tarta. Y si estamos celebrando la noche de Halloween esta tarta monstruo de crema es la opción perfecta. De elaboración sencilla y rápida, este postre es divertido tanto de elaborar como de comer. A nosotras nos gusta no sólo por su originalidad, sino también por todas las posibles versiones que nos plantea.

Ingredientes y materiales:

  • masa de bizcocho (podéis consultar una receta aquí)
  • molde con forma de media esfera
  • layer cake
  • crema de mantequilla
  • colorante en gel naranja y verde
  • espátula
  • manga y boquilla estándar de estrella
  • espátula
  • fondant morado, amarillo y negro
  • rodillo con anillos niveladores
  • boquillas de tamaño estándar y grande
  • pegamento comestible y pincel
  • palillos de madera

Paso a paso:

1. Lo primero que vamos a elaborar son las decoraciones de fondant. Para ello, estiramos el fondant amarillo y el negro. Cortamos dos círculos de unos 5 cm de diámetro cada uno de fondant amarillo y dos de unos 3 cm de fondant negro.

2. Aplicamos un poco de pegamento en el centro de los círculos amarillos y colocamos los círculos negros encima.

3. Modelamos dos cuernos con fondant morado. Simplemente tenéis que realizar una bola y con ayuda de las palmas de las manos alargar uno de los extremos. Suavemente, y sin apretar demasiado, torcemos la punta del cuerno. Introducimos un palillo en la base del cuerno y dejamos endurecer al aire.

4. Para las garras, dividimos seis bolas de fondant morado del mismo tamaño. Al igual que con los cuernos, alargamos el extremo de cada una de las bolas hasta obtener una punta fina y puntiaguda. Dejamos endurecer al aire, colocando las puntas de las garras sobre un palo redondo para que se curven un poco.

5. Mientras se endurece el fondant, horneamos los bizcochos. Para ello, repartimos la masa entre el molde de media esfera y el layer cake. Procurad no llenarlos más de 3/4 partes de su capacidad.

6. Cuando los bizcochos estén correctamente horneados los sacamos del horno y los dejamos templar en sus respectivos moldes unos 15 minutos antes de desmoldarlos. Con ayuda de un cuchillo nivelamos ambos bizcocho y los reservamos cubiertos con un trapo de cocina para evitar que se resequen con el aire.

7. Separamos la crema de mantequilla en dos partes iguales y teñimos una mitad con colorante naranja y la otra mitad con colorante verde.

8. Rellenamos una manga pastelera con la crema naranja y otra con la verde.

9. Colocamos unos puntos de crema en el centro de una base.

10. Situamos el bizcocho plano en el centro de la base y apretamos ligeramente.

11. Distribuimos una fina capa de crema  sobre el bizcocho. Podéis utilizar el color que queráis (nosotras hemos usado el naranja).

12. Ajustamos el bizcocho esférico encima y apretamos ligeramente.

13. Aplicamos un capa muy fina de crema y la distribuimos con una espátula.

14. Con ayuda de una boquilla estándar de estrella vamos haciendo puntos aleatorios de crema con ambos colores hasta que toda la tarta quede cubierta totalmente. Nosotras hemos levantado la boquilla rápidamente, justo al terminar de apretar cada punto para que nos quedara un pico.

15. Colocamos los cuernos en la parte superior de la tarta, a ambos lados. Apretamos ligeramente para hundir bien el palillo en el bizcocho.

16. Ajustamos los ojos en la parte delantera, más o menos a media altura. Tendréis que apretar un poco para que se hundan ligeramente en la crema.

17. Terminamos situando las garras en la zona inferior, descansando sobre la base, más o menos debajo de los ojos.

Como podéis observar, es una tarta que podéis tener lista en muy poco tiempo, con un resultado muy vistoso y monstruoso. Además, podéis jugar con los colores de la crema o de la decoración de fondant, así como con con la forma de la boquilla, para obtener diferentes alternativas.

Consejos:

· Nosotras hemos utilizado el molde con forma de pelota de Wilton (hemos usado tan sólo una mitad). Y debido a que el diámetro de este molde es de 15 cm, el layer cake que hemos escogido para hornear ha sido de 15 cm de diámetro también.

· Para esta tarta hemos utilizado una sencilla receta de crema de mantequilla que consta de 380 gr de mantequilla reblandecida, 380 gr de icing sugar tamizado, 1 cucharada de leche y 1/2 cucharadita de aroma concentrado. Basta con mezclar todos los ingredientes con un robot de cocina (o con unas varillas manuales duras) y listo.

· Con un par de adaptadores de boquilla, podéis colocar la crema naranja en una manga y la verde en otra e ir cambiando la boquilla. Así trabajaréis más rápido y sin necesidad de tener dos boquillas iguales.

· Procurad realizar los puntos de crema bastante juntos entre sí para que no se vea el bizcocho (o la crema) de debajo. Una vez hayáis terminado, podéis cubrir los huecos con más puntos de crema.

· Podéis utilizar fondant ya teñido o colorearlo vosotr@s mism@s con colorante en gel.

2 Comments

  • Reply

    María

    6 noviembre, 2018

    🙂 que bichito tan gracioso

    • Reply

      La guinda Florinda

      7 noviembre, 2018

      Queríamos una tarta monstruo para Halloween pero que fuese divertida 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.