Recetas

Trufas de chocolate blanco y cacahuete

Hace un par de semanas compartíamos con vosotr@s la receta de unas trufas de chocolate y naranja que estaban que quitaban el hipo. Sin embargo, nos quedamos con ganas de elaborar unas trufas utilizando chocolate blanco. Después de varias pruebas y combinaciones, hemos conseguido estas trufas de chocolate blanco y cacahuete que estamos seguras de que os van a encantar.

Ingredientes:

  • 250 gr de gotas de chocolate blanco
  • 150 ml de nata líquida 35% M.G.
  • 150 gr de mantequilla de cacahuete
  • chocolate blanco en polvo

Paso a paso:

1. Ponemos la nata en un cazo y la calentamos a fuego suave hasta que rompa a hervir.

2. Retiramos el cazo del fuego y vertemos la nata sobre las gotas de chocolate para que se derritan. Movemos suavemente para que se integren bien.

3. Dejamos que el chocolate se enfríe a temperatura ambiente y lo vertemos en un recipiente con tapa.

4. Introducimos el envase bien cerrado en la nevera durante toda la noche antes de continuar.

5. Sacamos el chocolate de la nevera y le incorporamos la mantequilla de cacahuete (mejor si está fría).

6. Mezclamos bien hasta obtener una pasta homogénea.

7. Volvemos a refrigerar durante 6-8 horas.

8. Cuando la mezcla esté bien compactada podemos elaborar las trufas.

9. Ayudándonos de una cuchara, vamos cogiendo porciones de 10-15 gr de mezcla de chocolate y elaborando bolitas que rebozamos en el chocolate blanco en polvo.

10. Colocamos cada trufa en una cápsula para minicupcake y las dejamos enfriar en la nevera al menos 30 minutos antes de servir.

Hay tres razones fundamentales que convierten a estas trufas en un bocado irresistible: la increíble combinación entre el chocolate blanco y la crema de cacahuete, el perfecto punto cremoso con cada mordisco, y su tamaño justo para saciar nuestro deseo inmediato de chocolate.

Consejos:

· El chocolate blanco en polvo tiende a apelmazarse por lo que os recomendamos tamizarlo antes de usarlo para evitar tropezones indeseados.

· La masa de las trufas es bastante pegajosa, por lo que es mejor que elaboréis las bolitas utilizando guantes y trabajéis lo más rápido posible para evitar que el chocolate se derrita en vuestras manos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.